28 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
 5 Trucos para ahorrar en aire acondicionado este verano
5 Trucos para ahorrar en aire acondicionado este verano

5 Trucos para ahorrar en aire acondicionado este verano

Descubre cómo puedes ahorrar en la factura de la luz y usar el aire acondicionado durante todo el verano

| ESdiario Sostenibilidad

El verano ya está aquí y tienes que estar preparado para poder afrontarlo. Tu mejor aliado será un buen aire acondicionado, que te mantenga alejado del calor. 

 

Es importante que compres un buen aparato, pero también tienes que conocer ciertos trucos para poder ahorrar en la factura de la luz

De esta manera, conseguirás ser más sostenible y ser más respetuoso con el medio ambiente. Esto es todo lo que tienes que saber para poder ahorrar en la factura de la luz y disfrutar de un gran verano. 

 

1. Ventila la casa

Si quieres preparar tu casa para el verano, tienes que empezar cuanto antes. Es el momento de comprar un buen aire acondicionado que mantenga tú hogar con una temperatura fresca. 

Pero, antes de poder encenderlo, tendrás que preparar tu casa. Un truco básico, que debes hacer durante todo el año, es ventilar tu casa. Esto ayuda a que el aire se renueve. 

Durante el verano es algo fundamental. Sobre todo si lo haces a primera hora de la mañana. Conseguirás que el aire acumulado durante toda la noche salga y entre nuevo aire más fresco. 

De esta manera, puedes cambiar la temperatura de tu casa fácilmente y no tendrás que usar el aire acondicionado hasta las horas de más calor. 

Como ves, este primer truco es muy fácil de realizar y te ayudará a que tu casa esté lista para afrontar los meses más duros del verano. 

 

 

2. Mantén una temperatura constante

Otro de los trucos que puedes utilizar con tu aire acondicionado es mantener siempre una temperatura constante. Esto hará que no tengas que aumentar o bajar la temperatura constantemente. 

Puedes ahorrar una gran cantidad de dinero, ya que lo que más incrementa la factura de la luz es variar la temperatura frecuentemente. 

Lo óptimo es tener una temperatura de 21 grados en casa. Así, no habrá tanto contraste con el exterior y tu aire acondicionado no tendrá que hacer un gran esfuerzo para conseguir esta temperatura. 

aire acondicionado

Cuanto más frío tengas en casa, más tendrás que pagar. Por lo tanto, es recomendable que siempre tengas una temperatura adecuada en tu hogar. Así, podrás ahorrar algo de dinero en tu factura de la luz. 

Por lo tanto, si no sabes cuál es el ambiente que debes tener en tu casa, es recomendable seleccionar una temperatura de 21 grados. Así, no tendrás calor y tampoco tendrás que pasar frío. 

 

 

3. Aprovecha las horas del día de menos calor

Tener aire acondicionado en casa es todo un lujo. Pero, si haces un mal uso de él tendrás que pagar más dinero y además no estarás siendo respetuoso con el medio ambiente. 

Por lo tanto, es fundamental que aproveches las horas de menos calor para no poner el aire. De esta manera, por la mañana no será necesario que tengas encendido el aire, solo tendrás que usarlo en los momentos de mayor calor. 

Puedes establecer horarios para saber cuál es el mejor momento para ponerlo. Así, puedes ahorrar una buen cantidad de dinero en tu factura de la luz. 

Otro de los factores que debes tener en cuenta es las tarifas de la luz. Existen franjas, a lo largo del día, en la que la luz es más cara. Por lo tanto, debes evitar esas horas y no encender el aire. 

Además, por la noche tampoco se recomienda poner el aire. Incluso, puedes aprovechar para abrir todas las ventanas para que corra el aire. 

Después, si lo deseas puedes poner el aire durante una hora para que refresque el ambiente y dormir a gusto durante toda la noche. Cuando te despiertes, puedes ventilar, otra vez, para que entre aire fresco a tu casa. 

Como ves, son trucos muy sencillos que podrás hacer en cualquier momento, solo te tienes que acordar de cuáles son las franjas del día en las que no puedes poner el aire acondicionado. 

 

 

4. Compra un modelo que sea eficiente

Si aún no cuentas con un buen aparato de aire acondicionado, tendrás que hacer una gran investigación sobre cuál es el mejor modelo. En el mercado, encontrarás diferentes aires acondicionados que se adaptarán a tus necesidades y a las de tu casa. 

Pero, una de las características que debes comprobar es si el aparato es eficiente o no. Esto es determinante para que compres uno u otro modelo. Si el aparato que compras es eficiente puedes ahorrar una gran cantidad de dinero durante todo el verano. 

Esto significará que el aire acondicionado no necesitará utilizar una gran cantidad de energía para ponerse a trabajar. Por lo que, tú podrás ahorrar en la factura de la luz. 

aire

La gran mayoría de los aparatos actuales ya tienen eficiencia energética, pero aún así, tienes que comprobarlo. Esto marcará la diferencia y a fin de mes notarás el gran cambio. Por lo tanto, si tienes un aire acondicionado viejo es hora de cambiarlo y comprar uno nuevo. 

Es una gran inversión, pero a la larga comprobarás que has ahorrado una gran cantidad de dinero. Así, podrás utilizar el aire acondicionado durante más tiempo en los meses de verano. 

 

 

5. Limpia con frecuencia los filtros

Ahora que ya sabes cómo debes usar el aire acondicionado para ahorrar el la factura de la luz, también tienes que conocer cómo limpiarlo. Esto es un paso fundamental para conseguir que el aire acondicionado funcione en plenas condiciones

Es muy frecuente que con el paso del tiempo, los filtros del aire se ensucien y se llenen de porquería que obstruyen el conducto del aire. Por lo tanto, siempre tienes que tener estos elementos limpios

Se recomienda limpiarlos antes de que empiece el verano, así cuando llegue el momento de encenderlo el aparato de aire acondicionado ya estará listo. 

Por otra parte, cuando terminen los meses de mayor calor, también se recomienda hacer un buen mantenimiento de los filtros para comprobar que están en perfecto estado. Esto hará que ahorres mucho dinero, ya que si el aparato no funciona correctamente consumirá más energía. 

Como ves, estos trucos son muy sencillos. Puedes hacerlos en cualquier momento y no te supondrán horas y horas de limpieza. Además, el esfuerzo valdrá la pena, ya que a final  de mes notarás una buena reducción en la factura de la luz. 

Por lo tanto, puedes implementar los trucos más fáciles para ahorrar y poco a poco probar otros nuevos hasta que consigas sacarle el mayor partido a tu aire acondicionado por el menor precio. De esta manera, disfrutarás del verano en tu casa.