27 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La niñera de Irene Montero, Teresa Arévalo, este miércoles llegando al juzgado.
La niñera de Irene Montero, Teresa Arévalo, este miércoles llegando al juzgado.

La niñera de Irene Montero trata de exonerarla ante el juez y se mete en un lío

Teresa Arévalo, asesora de la ministra en Igualdad, ha prestado declaración este miércoles en el Juzgado. Y las acusaciones han visto el camino para abrir una nueva causa contra ella.

| J.R.V Tribunales

La investigación del caso niñera, que salpica a Pablo Iglesias e Irene Montero, ha dado este miércoles un salto cualitativo con la declaración ante el juez de la principal protagonista de este escándalo.

Teresa Arévalo, asesora del Ministerio de Igualdad reconvertida en asistente personal de la ministra pagada con fondos públicos para ello, ha negado este miércoles ante el juez las acusaciones en su contra y ha precisado que sostener a una niña en brazos "unos segundos" no implica hacer labores de niñera, en referencia a la investigación que se sigue para determinar si Irene Montero le usó -cuando era empleada de Podemos- como cuidadora de su hija durante la campaña electoral de 2019

 

Fuentes presentes en el interrogatorio han asegurado que Arévalo -citada en calidad de investigada- también ha negado ante el magistrado que cobrara de la formación morada durante el viaje de campaña a Alicante que tuvo lugar el 20 de octubre de 2019 y que se investiga en la causa en el marco de un presunto delito de administración desleal.

Las mismas fuentes han precisado que la mujer ha explicado al juez que viajó con el resto del equipo de campaña en calidad de candidata, dirigente estatal y jefa de gabinete de la portavocía del partido y ha subrayado que en ese momento no percibía sueldo por parte de la formación, sino del Grupo Parlamentario Unidas Podemos.

Se abre la vía de la malversación

En este sentido, Marta Castro, letrada de Vox -que ejerce la acusación popular en la causa-, ha asegurado en declaraciones a la prensa que si Arévalo no cobraba del partido sino del Grupo Parlamentario en lugar de un delito de administración desleal podría ponerse sobre la mesa un presunto delito de malversación.

Preguntada por si desde Vox tienen pensado modificar la acusación, Castro ha precisado que no se encuentran en el momento procesal de definir delitos y ha dicho que "dependiendo de cómo vaya la investigación podrá modificarse o ampliarse".

Fuentes de la causa han asegurado que Arévalo ha respondido únicamente a las preguntas del magistrado y del Ministerio Fiscal. La declaración, han añadido, ha durado unos 40 minutos. La investigada y su defensa se han negado a hacer declaraciones a la prensa a la llegada y a la salida del juzgado.

El letrado de Podemos Raúl Maíllo sí se ha pronunciado ante los medios y ha asegurado que con el interrogatorio de este miércoles se ha "deshecho el bulo que se había ido generando". Según ha dicho, Arévalo "ha negado que se encargara de nada más allá de sus funciones orgánicas", aunque ha matizado que no significa que no se encargara por momentos de tener en brazos a la menor, lo que -ha insistido- no es ni ilegal ni irregular.

Tesorero y gerente de Podemos, los próximos

La pesquisas a cargo del titular del Juzgado de Instrucción Número 46 de Madrid, José María Escribano, parten del relato presentado por la ex responsable de Cumplimiento Normativo de Podemos Mónica Carmona, quien sostiene que la ahora ministra de Igualdad habría utilizado a Arévalo como cuidadora de su hija durante un acto de campaña de 2019.

En el marco de la investigación estaba previsto que el 19 de julio acudieran a sede judicial en calidad de testigos la gerente de Podemos, Rocío Esther Val; el tesorero, Daniel de Frutos; y el responsable de seguridad del partido.