| 06 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Acto de Joan Ribó en Monteolivete
Acto de Joan Ribó en Monteolivete

Vecinos de Monteolivete dejan en evidencia a Joan Ribó… que suma otro pinchazo

Los residentes del barrio echaron en cara al alcalde la falta de seguridad, de limpieza y de inversiones, mientras Ribó no llena otro acto y presume de un proyecto que no es suyo: el metro

| E. M. Edición Valencia

Otro sábado de acto de Joan Ribó en un barrio de Valencia, en esta ocasión en Monteolivete, dentro de su campaña ViscAValencia para vender la gestión de estos años. Pero los vecinos no recibieron al alcalde y sus acompañantes, como los concejales Carlos Galiana y Luisa Notario, con los brazos abiertos como esperaban en Compromís.

Al contrario, Ribó tuvo que escucharse varias intervenciones duras con su gestión tanto de vecinos que cogieron el micrófono en el acto como de otros que se acercaron a hablar con el alcalde antes y después del mitin, realizado en la plaza del Doctor Torens. Los vecinos de Monteolivete reprocharon al alcalde problemas como la inseguridad, la falta de limpieza y de cuidado de la jardinería.

Curiosamente, el acto de Compromís fue en la plaza del Doctor Torrens, uno de los epicentros del barrio donde se han producido peleas y se ha hecho famoso por falta de seguridad. Los vecinos, indignados, relataban que “no se ha mejorado la limpieza o aumentado la seguridad, y en dos días antes de que venga el alcalde a su acto aparecen las brigadas de jardinería y dejan todo perfecto y nos llenan los buzones de panfletos sacando pecho. Es alucinante, sólo existimos cuando van a venir ellos”.

Joan Ribó, entre caras de circunstancia de los asesores y concejales que le acompañaban -que incluso dijeron a una vecina que dejara el micrófono porque no estaba apuntada o pedían que la gente se sentara en las sillas para que no se viera el pinchazo de asistencia-, contestó con el clásico de echarle la culpa al PP, pese a que hace siete años que gobierna Compromís, o presumiendo de inversiones como la línea 10 del Metro que no son del Ayuntamiento, sino de la Generalitat y de una conselleria del PSOE. Al final, visita amarga a Monteolivete, y nuevamente sin lograr llenar un acto de barrio de vecinos salvo con asesores y militantes.