| 01 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra.
La vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra.

Embajada: Oltra llama a rebato

Lo improcedente es esa llamada a los tuyos para que salgan a defenderse de los otros.

| Fernando Ferrando Edición Valencia

Nadie es responsable de lo que hace su pareja, o expareja, sin su conocimiento. Eso rige para todo, tanto para Mónica Oltra como para Ana Mato o para Cristina de Borbón. Mónica no es responsable de lo que hizo su expareja en una residencia de menores, pero hay que recordar que ella sí que exigió responsabilidades a Ana Mato porque su marido adquiriese un coche de lujo. Eso le compromete y, sino legalmente, al sí moral y políticamente: no exijas a los demás lo que no te exiges a ti misma.

Dejando a parte esa responsabilidad política y moral, está bien que la Vicepresidenta del Consell trate de ponerse al margen de los desmanes de su exmarido. Pero yerra en la forma de hacerlo. Compromís, a través de sus redes sociales, ha hecho una llamada a rebato: “Bon día i tot el suport a @monicaoltra contra la caverna ultra i masclista” y un video en el que se califica de machistas y ultraderechistas a todos los que han cuestionado la acción de Mónica Oltra en este caso. El video incluye rostros como el Isabel Bonig o Elena Bastidas que tienen de ultraderechistas y machistas lo que yo de mariachi.

Compromís defiende que Mónica Oltra, en contra del que se ha publicado, nunca ocultó pruebas de los abusos, tampoco dejó a la menor indefensa al negarle ayuda jurídica, ni enchufó a su expareja en la residencia donde ocurrieron los hechos. Como suele ocurrir en estos casos, las cosas no son blancas o negras, siempre hay matices. Por ejemplo, el propio video de Compromís dice que la menor recibió asistencia de la Fiscalía, pero de lo que se ha acusado a Oltra es de negarle la  sistencia de un abogado.

En cualquier caso, lo improcedente es esa llamada a los tuyos para que salgan a defenderse de los otros. Esa llamada a rebato que insta a la izquierda a salir para defenderse de un ataque de la derecha. Si a Mónica Oltra le acusan de algo, lo que tiene que hacer es salir y demostrar que es mentira, pero sobran los comentarios que plantean esto como una guerra entre derecha e izquierda. Esa es la demagogia propia de los populismos, que todos dicen rechazar pero que desgraciadamente cada vez la abrazan más.