| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Bomberos en el interior de la residencia de Moncada sofocando el incendio
Bomberos en el interior de la residencia de Moncada sofocando el incendio

“Ha sido desesperante, la acción rápida ha evitado una tragedia enorme"

Los duros testimonios del incendio de Moncada: “los ancianos del primer piso no se podían mover y se quemaban”. “Los guardias se han intoxicado para salvar a los ancianos”

| E. M. Edición Valencia

La tragedia del incendio de una residencia de Moncada que se ha cobrado ya seis vidas ha dejado duros testimonios de cómo fue el rescate y los momentos de tensión que se vivieron para poder sacar a todos los residentes, muchos de ellos encamados, con vida.

El concejal de Seguridad Ciudadana y coordinador de Protección Civil en el Ayuntamiento de Moncada, Martín Pérez Aranda, ha afirmado que la intervención en la residencia incendiada de la localidad fue “rápida y desesperante”: “Tuvimos que actuar rápidamente haciendo una cadena para sacar a los residentes encamados”.

“Nos dijeron que estaban todos encamados, que no se podían mover y tuvimos que actuar rápidamente haciendo una cadena para ir sacando por los pasillos las camillas con las personas” ha afirmado el concejal.

“Ha sido un trabajo rápido, coordinado y desesperante”, ha señalado, y que casi todos los residentes tenían oxígeno y era imposible que pudieran moverse. “Esta acción de compañeros y sanitarios ha evitado una tragedia enorme”, ha subrayado.

Ha indicado que desde el primer momento también se acordonó la residencia y “en todo momento” se estaba preguntando por los listados de las personas encamadas con el objetivo de ir comprobando que no se dejaban a nadie en el interior.

En el exterior de la residencia se han vivido escenas duras de familiares que se acercaban a saber qué pasaba mientras la Guardia Civil sacaba los cuerpos de los fallecidos. “¡Mi padre ha muerto!” gritaba uno, mientras que otro respiraba aliviado porque “mi madre está bien y ha sido llevada al hospital”. Otro familiar relataba que los encamados se situaban en el primer piso “no se podían mover y se quemaban”. 

También han valorado la actitud de lo guardias civiles y voluntarios que se acercaron a socorrer el incendio: “se han intoxicado -hay tres de ellos afectados- para salvar a los ancianos. Han priorizado la vida de los ancianos a la suya”.