14 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Vox duplica su número de afiliados en un año y vuelve a Vistalegre triunfal

Santiago Abascal durante un mitin del partido.

Santiago Abascal durante un mitin del partido.

El partido celebra este fin de semana su Asamblea General Ordinaria, la de la reelección de Abascal. Hace un año tenía 12 cargos públicos, sus 12 diputados andaluces; ahora son 661.

Vox se hace mayor. El partido celebra este fin de semana su Asamblea General Ordinaria en el Palacio de Vistalegre (su talismán), la de la reelección de Santiago Abascal, habiendo pegado un estirón en el último año sin precedentes.

En estos doce meses la formación verde ha pasado de tener 12 diputados autonómicos, los del Parlamento de Andalucía, a sumar: 52 diputados nacionales, tres senadores, cuatro eurodiputados, 55 diputados repartidos por los parlamentos regionales (12 de ellos en la Asamblea de Madrid), 537 concejales y diez diputados provinciales. Es decir, ha multiplicado su número de cargos públicos por 55 (ahora son 661).

Ésas son algunas de las cifras que el secretario general del partido, Javier Ortega Smith, exhibirá el sábado ante decenas de cargos públicos y militantes. Y una más: en el último año, el número de afiliados casi se ha duplicado. En concreto, ha crecido en 25.000 personas, hasta alcanzar los 57.544.

No obstante no todo han sido días de vino y rosas: la formación ha tenido que enfrentarse a no pocas turbulencias y tensiones internas territoriales, con expulsiones y dimisiones por toda España. En Andalucía, donde empezó todo, las estructuras han saltado por los aires en seis de las ocho provincias, dando paso a gestoras.

Ahora ya no son un partido minoritario sino uno de masas (tuvo más de 3,6 millones de votos en las elecciones generales de noviembre), y es por eso que por primera vez Vox ha decidido abrir su Asamblea General al público y convertirla en un acto multitudiario. 

Al menos en la segunda jornada, la del discurso de Abascal, que será reelegido presidente para cuatro años más. También lo será su núcleo duro, el Comité Ejecutivo Nacional, en el que habrá algunos cambios. 

Destaca la salida de la eurodiputada Mazaly Aguilar, hasta ahora una de los tres vicepresidentes, y el ascenso de Jorge Buxadé, el portavoz de Vox en el Parlamento europeo, que pasa de vocal a ocupar una de las vicepresidencias. Abascal también ha decidido situar en la cúpula del partido a Enrique Cabanas, hombre de confianza pero hasta ahora a la sombra, y a la diputada Rocío de Mer.

Abascal intervendrá ante unas 10.000 personas y con una cuidada puesta en escena. Fuentes de la dirección confían en que este cónclave dé al partido el empujón definitivo para obtener unos buenos resultados en las elecciones vascas y gallegas. 

Las mismas fuentes recuerdan que el primer acto celebrado en Vistalegre, allá por octubre de 2018, no solo los situó en el mapa político, sino que fue "clave" para la campanada que dieron en las elecciones andaluzas que se celebraron apenas dos meses después. 

El partido de Abascal confía en sacar un escaño por Álava -se lo arrebataría al PP y las últimas encuestas auguran que es posible-, tal vez otro en Vizcaya y al menos uno en las gallegas para poder influir en la política de Alberto Núñez Feijóo. Si es que éste no alcanza la mayoría absoluta y sí suma con Vox. 

 

El sábado la Asamblea General será más íntima, en una sala anexa al escenario central de Vistalegre. Allí la militancia aprobará, entre otras cuestiones, la renovación del Comité de Garantías, el presupuesto y los nuevos Estatutos, sin apenas cambios. 

Se espera que la candidatura de Abascal, toda vez que es la única que ha conseguido los avales necesarios (el 10% de la militancia), obtenga un amplísimo respaldo.

Comenta esta noticia