16 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los diputados de Podemos sacan su vena más caricaturesca en mitad del hemiciclo

Iglesias, en el momento de acatar la Constitución

Iglesias, en el momento de acatar la Constitución

Con las fórmulas más surrealistas y violando el más elemental protocolo de la Cámara, los diputados de la formación morada volvieron dar la nota en un día llamado a ser solemne.

Como hicieron hace meses, los diputados de Podemos volvieron a convertir el Congreso de los Diputados en un circo, un patio de colegio que convirtió en surrealista parte de la solemne sesión de constitución de las Cortes de la  XII Legislatura. Con su líder, Pablo Iglesias, a la cabeza, los representantes de la formación morada recurrieron a sorprendentes fórmulas para jurar o prometer su condición de diputado y la Constitución.

La más original, sin duda, fue Carolina Bescansa quien prometió acatar la Carta Magna "para cambiarla". "Porque no soy de un pueblo de bueyes, que soy de un pueblo que embargan yacimientos de leones, desfiladeros de águilas y cordilleras de toros con el orgullo en el asta", clamó. "Nunca medraron los bueyes en los páramos de España. Nunca más un país sin su pueblo y sin su gente", apostilló parafraseando a Miguel Hernández.

El líder de En Comú Podem, Javier Domenech, acató la Constitución "per la igualdad, la fraternidad y la libertad". El portavoz parlamentario de Podemos, Iñigo Errejón, apeló a la "soberanía del pueblo, la justicia social, y una España nueva". "Per la fraternitat entre les pobles. Porque fueron somos, porque somos serán. Nunca más un país sin su gente", gritó.

En la misma línea se expresó Pablo Iglesias, algo más comedido que algunos de sus compañeros de filas. "Prometo acatar esta Constitución y trabajar para cambiarla. Nunca más un país sin su gente", voceó.

La diputada Irene Montero también se apuntó a la fórmula original. "Prometo acatar esta Constitución para cambiarla. Prometo no olvidar quiénes somos, de qué lado estamos y quiénes han traicionado a nuestro pueblo. Nunca más un país sin sus pueblos y sus gentes", señaló.

Cada uno de estos peculiares acatamientos han sido acompañados de palmas y gritos y, en algunas ocasiones, fueron respondidas con abucheos por parte de los escaños del PP.

Ya por la mañana, algunos diputados de Podemos habían llegado al Congreso con vestimentas peculiares. Entre ello, el "jornalero" Diego Cañamero, con una camiseta en defensa de un concejal condenado por agresión.

Comenta esta noticia
Update CMP