23 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pillan al alcalde de La Coruña por hincharse a nombrar altos cargos y taparlo

Xulio Ferreiro junto a Pablo Iglesias.

Xulio Ferreiro junto a Pablo Iglesias.

Xulio Ferreiro venía a cambiar las cosas, como dijeron todos los de Podemos y sus confluencias. Pero resulta que por el camino le ha cogido el gusto a rodearse de fieles bien pagados.

El alcalde de La Coruña, Xulio Ferreiro, ha sido pillado en un renuncio de esos a los que ya nos tienen acostumbrados Podemos y sus confluencias: haz lo que yo digo pero no lo que yo hago.

Los morados prometieron reducir el número de altos cargos y de asesores allí donde gobiernan y no solo no lo están haciendo, sino que están rebasando las cifras de sus antecesores. Además de meter en nómina pública a familiares, amigos y compañeros de partidmintio. 

Hace un par de semanas Ferreiro nombró a un noveno director de área en el Ayuntamiento coruñés, una categoría con un sueldo de unos 60.000 euros brutos mensuales. 

De entrada el nombramiento pasó desapercibido, hasta que la oposición y la prensa gallega han caído en la cuenta de que con este nuevo alto cargo de otro el alcalde de La Marea Atlántica ha alcanzado el tope de directores de área que permite la plantilla municipal y ha superado al PP, que la legislatura pasada tuvo ocho. 

No solo eso. Ferreiro tomó el bastón de mando de La Coruña con el compromiso de que ninguno de los miembros de su gobierno cobraría más de 40.000 euros brutos anuales, él el primero. Y lo ha incumplido.

Pero lo mejor es la justificación que ha dado el alcalde para rodearse de tanto alto cargo: según él, gobernar en minoría le ha obligado a ello (tiene 10 concejales de 27). Y además asegura que los directores de área no son "personal de confianza ni personal político", sino funcionarios que están "trabajando para mejorar las áreas de gestión" del Ayuntamiento.

Los directores de área son funcionarios, sí, pero elegidos directamente por el alcalde y su equipo de gobierno a dedo, sin pasar ningún concurso ni prueba. Y su nombramiento ni siquiera requiere la aprobación del Pleno del Ayuntamiento.

Comenta esta noticia
Update CMP