11 de diciembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT     ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Conoce todos los secretos de las castañas

Es el fruto seco estrella de los últimos meses del año y en todas las ciudades están presentes puestos en las que las ofrecen asadas pero, ¿te has planteado qué beneficios aportan?

Es el fruto seco estrella de los últimos meses del año y en todas las ciudades están presentes puestos en las que las ofrecen asadas pero, ¿Te has planteado qué beneficios aportan? A continuación te contamos sus componentes y te hablamos de las maneras más habituales de prepararlas.

De la castaña destacan las pocas calorías que tienen, un hecho que combina muy bien con su alto contenido en fibra, proteínas e hidratos de carbono. Precisamente, gracias a su alto contenido en fibra se convierten en unos alimentos adecuados contra el estreñimiento. Además, son útiles en dietas de adelgazamiento porque ejercen un efecto claramente saciante.

Son una buena fuente de minerales, entre los que destaca el magnesio, potasio, hierro y fósforo, y se les atribuyen propiedades tanto antiinflamatorias como vasculares. Además, son una buena fuente de compuestos fenólicos (muy beneficiosos por su acción antioxidante).

Las formas más comunes de comerlas son asadas o cocidas en agua. Para cocerlas sólo tienes que poner agua a hervir, marcar cada castaña con una X y mantenerlas en el agua durante 5 ó 10 minutos. Tras enfriarse durante cinco minutos estarán listas para comer.

Para asarlas, si no queremos usar el fuego, podemos prepararlas en el horno, haciéndoles un pequeño corte e introduciéndolas durante unos 20 minutos a 200 grados.

También puedes ayudarte de una sartén. Si tienes gas, utiliza una con agujeros y si tienes vitrocerámica tendrás que hacerlo con una normal. Haz un corte a cada castaña y remueve de vez en cuando para que se hagan por todas partes.

La manera más moderna de cocinarlas es con el microondas. Antes haz un corte en la parte plana tratando de atravesar las dos pieles pero sin romperlas. Ponlas en un plato o en un recipiente apto para microondas y cocinas a 800w durante 3 minutos.

Se tiene poca costumbre doméstica de cocinar con castañas. Sin embargo, durante los pocos meses que dura la temporada de estos frutos secos se pueden emplear de diversas maneras: como complemento de primeros y segundos platos o como ingrediente de patés vegetales salados o de postres dulces.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia