27 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Moreno se echa a la cara a Susana y Chaves en su toma de posesión y les "sacude"

Juan Manuel Moreno dirigiéndose a las autoridades. Enfrente, Manuel Chaves.

Juan Manuel Moreno dirigiéndose a las autoridades. Enfrente, Manuel Chaves.

Griñán no se atrevió a ir, pero sí Chaves, pendiente de la sentencia de los EREs. La foto más buscada fue la de Rajoy, Soraya y Casado. Junto a ellos, cuatro presidentes regionales del PP.

Resopló Juan Manuel Moreno al ver lo abarratado que estaba el Salón de Usos Múltiples del Parlamento de Andalucía para escucharle a él, al nuevo presidente de la Junta. 

Moreno tomó posesión este viernes delante, entre otros, de tres expresidentes y antecesores, José Rodríguez de la Borgoña, Manuel Chaves y la propia Susana Díaz. Faltó José Antonio Griñán, pendiente de una sentencia de los EREs en la que puede ser condenado a 10 años de cárcel y 30 de inhabilitación. y Chaves, que se enfrenta a 10 de inhabilitación, no quiso hablar con la prensa. Ni una palabra.

Y a ellos les dirigió desde el micrófono un mensaje demoledor, lamentándose de la herencia que recibe: "Estamos en un momento crucial de la historia de Andalucía. Y a partir de ahora muchas cosas no van a ser como ha sido antes", prometió. 

También tuvo otro no menos condescendiente para Pedro Sánchez, representado en el acto por su ministra de Administraciones Públicas, y para sus socios independentistas: "Somos España y vamos a defender a España", proclamó.

Y a renglón seguido anunció su "beligerancia activa" y la de su futuro gobierno "contra quienes quieren trocear nuestro país. Nunca estaremos ausentes del debate sobre España". sostuvo. 

Había muchas emociones concentradas en la sala. Las de los que se van, como la propia Díaz y su lugarteniente, Mario Jiménez; y las de los que llegan, como el nuevo vicepresidente, Juan Marín, y Elías Bendodo, llamado a ser otro peso pesado del ejecutivo.

Y también las de quienes han ayudado a Moreno a llegar hasta aquí: Soraya Sáenz de Santamaría, la mujer que convenció a Mariano Rajoy para que apostara por él como presidente del PP andaluz, el propio Rajoy y Pablo Casado. Por cierto que la foto de los tres fue una de las más demandadas y simbólicas de la jornada. 

Tampoco quisieron perderse el cambio de ciclo en Andalucía después de 36 años la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ni los presidentes de Galicia, la Comunidad de Madrid, La Rioja, Murcia, Ceuta y Melilla.

Alberto Núñez Feijóo defendió delante las cámaras los acuerdos firmados por su compañero de partido con Ciudadanos y Vox para llegar a la Presidencia. 

Entre el público asistente había, además, cinco personas muy especiales para el nuevo presidente: su madre, su mujer y sus tres hijos, que no perdieron detalle de la toma de posesión de Moreno.

Durante la misma la ministra Meritxell Batet le felicitó en nombre de Pedro Sánchez y le deseó de su parte la "mayor fortuna" en su mandato. Batet invocó la "cooperación institucional" y el "diálogo" para una relación fructífera.   

Comenta esta noticia
Update CMP