Campeones masculinos, 500 euros; campeones femeninos, 250. ¿Por qué?

"No digo nada concreto sobre las cifras en sí de los premios, me refiero a lo absurdo de hacer esa discriminación de género gratuita. Eso es lo que me molesta"

Andaba yo por esos mundos de Dios y aterricé en Galicia, más concretamente en Bergondo. La idea era pasar unos días de Semana Santa en casa de un amigo, y así fue. La cuestión es que hicimos turismo, llevándome a los sitios más emblemáticos, precioso todo… hasta que veo un cartel de un torneo de pádel, Open de Semana Santa del Padel d3.

Decirles que es un deporte que yo practico mucho sobre todo en época vacacional, pues tuve que leerlo tres veces para verlo y asegurarme de lo que leía, porque no daba crédito a lo que estaba leyendo, los premios a la categoría masculina doblaban a los premios de la categoría femenina, ¿Por qué es así?

Campeones masculinos: 500 euros
Campeones femeninos: 250 euros.

Subcampeones masculinos: 250 euros
Subcampeonas: 125 euros.

Además, también hay un premio en metálico para los semifinalistas hombres y ningún premio en metálico para las semifinalistas mujeres. No digo nada concreto sobre las cifras en sí de los premios, me refiero a lo absurdo de hacer esa discriminación de género gratuita. Eso es lo que me molesta.

La cuota de inscripción era la misma unos 18 euros para los federados y 20 euros para el resto… ¿cómo se entiende esto?, si el premio no es el mismo, la cuota tampoco debería de ser la misma. “Suena incorrecto diría R2D2”.

Y acto seguido me puse a buscar información, viendo que la Cadena Ser había destapado el entuerto y preguntado al Club Organizador. La respuesta parece ser que es breve: Hay un premio económico para cada categoría y quien quiere se apunta y no quiere no se apunta, y zas, tema zanjado. Si eso es una explicación, díganme ustedes que es lo que entienden, porque yo no lo entiendo. El sentido común es algo fácil de explicar, lo difícil es querer convencer al público con “justificaciones carentes de fundamento”.

“Nos pasamos la igualdad por el forro, discriminamos tal vez sin pensarlo por razón de sexo y además lo ponemos por escrito en un cartel público y no nos escondemos en decir que: “Esto es lo que hay”… Si querían demostrar hombría y testosterona de oro, o tal vez inconsciencia, lo han conseguido, pero creo que en un sentido inverso si lo piensan bien.

En los tiempos en los que vivimos esto es más antiguo que el descubrimiento del fuego por nuestros ancestros prehistóricos. Piensen en todo el mundo con las mismas posibilidades y probablemente sean justos e inteligentes.

Y por desgracia esta es la tónica habitual en el deporte femenino, y en casi todos, no hay manera de igualar las cosas, todo se queda en buenas intenciones, pero a la hora de la verdad los sueldos de los varones duplican o triplican a los sueldos de las mujeres por el mismo deporte realizado.

Unos lo dicen abiertamente como en el caso de Bergondo, y otros callan y otorgan, sin tener en cuenta la valía de la mujer, como por ejemplo, en el fútbol, ya que las mujeres de primera división no pueden jugar en los campos que juegan los hombres de primera división, tienen que jugar en campos de segunda, en condiciones ni parecidas a los hombres, y eso sin hablar de los sueldos, que ya es una desproporción bestial.

A ver si tomamos nota de la Federación Noruega, que tras un histórico acuerdo, las mujeres futbolistas cobrarán lo mismo que los hombres, y según Joachim Walltin, presidente del sindicato noruego de futbolistas:

“Sentirse respetadas es muy importante para ellas. Y para la federación, este incremento de nivel en la selección femenina, se interpreta como una inversión “
¡¡¡Así se habla!!!

Apunten señores ministros… a lo mejor para su campaña electoral les vendría muy bien abordar la verdadera igualdad, pero por adelantado por favor… y menos demagogia por favor.

*Grupo EmeDdona

Comenta esta noticia
Update CMP