18 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El cese de Eduardo Garzón destapa la inmensidad de enchufados de Ahora Madrid

Manuela Carmena, junto a Rita Maestre.

Manuela Carmena, junto a Rita Maestre.

El hermano del líder de IU, destituido este martes, era sólo uno de las decenas de asesores a dedo que la "nueva política" ha colocado en el Ayuntamiento de la capital con sueldos públicos.

La última gran crisis en el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha destapado, una vez más, la gran mentira del mantra con el que la nueva política llegó al poder municipal hace más de dos años. A los dirigentes de Podemos y de su marca en la capital, Ahora Madrid, se les llenó la boca de austeridad, lucha contra el clientelismo político y transparencia en el uso de los recursos públicos.

Sin embargo, la decisión de la alcaldesa Manuela Carmena de cesar de forma fulminante a su concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, ha sacado a la luz la trama de reparto de poder, equilibrios entre las distintas familias de Ahora Madrid y la enorme lista de asesores enchufados a dedo con cargo a las arcas municipales.

Todo después de que este martes Carmena siguiera con la limpieza en el departamento de Economía y aprobara el cese de los principales asesores de Sánchez Mato, con el economista Eduardo Garzón a la cabeza.

Garzón, hermano del coordinador general de Izquierda Unida -partido en el que milita el concejal cesado-, llegó al Ayuntamiento dentro de la cuota de cargos eventuales que Ganemos (IU) reclamó al resto de sectores de Ahora Madrid, como Podemos, Equo o diversos movimientos vecinales.

Fuentes municipales explicaron que con la salida de Sánchez Mato, formalizada este lunes, también han dejado su puesto los eventuales que el delegado nombró durante su etapa en el área de Economía y Hacienda. Junto con Garzón, que percibía un sueldo de 53.589 euros, trabajaba otra eventual. Se trata de Ruth Villaverde, hasta ahora directora de gabinete de Sánchez Mato, con una retribución de 71.928 euros anuales.

 

 

La decisión de Carmena, junto al edil José Manuel Calvo, de cesar a Sánchez Mato ha sacado a la luz la red de enchufes de las distintas familias de Ahora Madrid.

 

Y así, la salida de Eduardo Garzón ha puesto de manifiesto la amplia nómina de enchufados a los que Ahora Madrid ha colocado en el Ayuntamiento de la capital con un sueldo público.

En concreto 120 cargos a dedo -según el Portal de Transparencia de la coalición-, entre los asesores de los distintos concejales, los que trabajan para el Grupo Municipal y a los que están ubicados en las distintas Juntas de Distrito, así como en la llamada Unidad de Personal Eventual.

Sus sueldos oscilan entre los 5.036 euros brutos mensuales que perciben los asesores de las distintas agencias y empresas municipales; y los 3.606 euros brutos mensuales, los que cobran los asesores en los distritos y la citada Unidad de Personal Eventual.

Teóricamente, conforme al reglamento interno de Ahora Madrid, ninguno de ellos puede llevarse a casa más de 1.93o euros, ya que el personal eventual debe donar una parte de su sueldo a proyectos políticos y sociales, bien con aportaciones directas a entidades sin ánimo de lucro, bien a proyectos concretos a través de crowdfunding.

Pero aquí también hay trampa, ya que muchos de ellos realizan las donaciones a sus propios partidos políticos o fundaciones afines.

Ha sido el caso del cesado Garzón, tal como reveló ESdiario el pasado mes de junio. Hasta ahora Garzón venía realizando la mayoría de esas aportaciones a IU y al PCE, en los que milita. Una suerte de financiación extra para las distintas plataformas que integran Ahora Madrid. La caja B de la nueva política.

Comenta esta noticia
Update CMP