06 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Irene Montero reincide: interrumpe su cuarentena para amenazar a los empresarios

Irene Montero, este miércoles en Espejo Público.

Irene Montero, este miércoles en Espejo Público.

Tras dar positivo por Covid por segunda vez consecutiva, la ministra de Igualdad ha vuelto a los medios. No para pedir disculpas por el 8-M, para meter miedo con el plan B de Iglesias.

Por segunda vez y apenas dos días después de que diera positivo en coronavirus por segunda vez consecutiva, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha vuelto a interrumpir su obligada cuarentena para conceder una entrevista en televisión.

Hace una semana, lo hizo en La Sexta para arremeter contra Vox y para endosar las manifestaciones del 8-M a las "autoridades sanitarias". Este miércoles ha reincidido, en Espejo Público, para volver a amenazar a los empresarios con el artículo 128 de la Constitución que establece que "toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general". El mantra que ha venido enarbolando en estos últimos días el propio Pablo Iglesias.

Montero ha defendido que el mecanismo que recoge la Constitución para que "los que más tienen" sean solidarios con los más desfavorecidos son los impuestos, tanto para hacer frente a la emergencia creada por el coronavirus, como cuando ésta situación se supere.

"Es importante, ahora que está tan encima de la mesa este debate, que recordemos que existe un mecanismo socialmente para que las personas que más tienen sean solidarias con los que menos tienen, y eso son los impuestos", ha defendido.

 

Podemos se apoya en el argumento de que el programa que firmó con el PSOE para conformar la coalición ya incluye un punto en el que se comprometían a estudiar "la fiscalidad de las grandes fortunas al objeto de que contribuyan a un sistema fiscal más justo y progresivo".

Según ha explicado Montero este miércoles, los impuestos son "la forma de ser solidarios, no sólo en tiempos de crisis sino también cuando las cosas van bien, para redistribuir la riqueza, y que España sea un país más justo en el que cada uno aporte según lo que tiene, sin hacer trampas".

M.B
Comenta esta noticia