26 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

En alerta: el CNI e Interior activan el "plan antihackeo" para evitar sabotajes

Escrutinio vigilado contra los hackers.

Escrutinio vigilado contra los hackers.

El Gobierno estrena estos comicios un nuevo sistema de seguridad para blindar el recuento de ataques externos. El reciente hackeo al Ministerio de Defensa, el preocupante antecedente.

El Centro Nacional de Inteligencia, el Centro Criptográfico Nacional, el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas, el Ministerio del Interior... El Estado se blinda, en máxima alerta, para garantizar la seguridad del escrutinio de las elecciones del 28-A. Los riesgos son crecientes, las amenazas conocidas y los antecedentes, preocupantes.

El último, el hackeo a los ordenadores del Ministerio de Defensa, hace unas pocas semanas, ha puesto en guardia al Gobierno para estrechar la vigilancia sobre la doble cita de este domingo y del 26-M. Lo sucedido además en Cataluña durante el procés y algunos de los últimos comicios internacionales hacen que el riesgo latente no sea ni una exageración ni el guión de una película de intriga.

De momento, este domingo todos los resortes de la seguridad del Estado estarán en máxima alerta. A margen del operativo tradicional de las FSE para garantizar la normalidad en los colegios electorales, en esta ocasión España estrena un nuevo sistema.

El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska aprobó hace unas semanas una directriz destinada a "fortalecer la capacidad de identificación, detección, prevención, contención y gestión ante posibles ciberamenazas en el ámbito de los procesos electorales".

 

La secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, responsable del operativo del 28-A.

 

Cabe recordar que del Ministerio del Interior cuelga el operativo del 28-A y la difusión de los resultados que se espera este "muy consolidado" antes de la 10.30 de la noche del domingo. El operativo estará coordinado por la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella.

Junto a ella, una célula de crisis integrada por el director general de Política Interior, el subdirector general de Procesos Electorales, el subdirector general de Sistemas de Información y Comunicaciones,  y altos funcionarios de los departamentos de Calidad de los Servicios de Innovación y de Sistemas de Información y Comunicaciones.

Todos para garantizar que no hara intrusos en unas elecciones en las que cada voto va a ser decisivo. Y, además, en los primeros grandes comicios en Europa que se producen tras la detención del fundador de Wikileaks, Julian Assange. Hay ánimos de venganza entre sus millones de seguidores en todo el mundo.

 

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP