19 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El célebre Revilla estudia abandonar la política en menos de un año

Revilla, con Pablo Iglesias en Santander en diciembre de 2015

Revilla, con Pablo Iglesias en Santander en diciembre de 2015

El polémico presidente cántabro podría vivir sus últimos meses en política. O no. Las especulaciones sobre su futuro incluyen todas las opciones, incluso un salto más allá de Madrid.



Miguel Ángel Revilla dejará la política en menos de un año y no volverá a ser candidato de su partido regionalista de Cantabria, donde ahora gobierna gracias al PSOE pese a no haber ganado las Elecciones Autonómicas de 2015.

El controvertido político, adorado por unos y detestado por otros, habría comunicado ya a su formación su decisión, tras una larga carrera política que le llevó desde su coqueteo con el fascismo en su juventud hasta posiciones autoproclamadas progresistas y simpatía incluso por Podemos.

 

Aunque oficialmente no existe confirmación y todo puede cambiar, este pasado jueves el programa 'Herrera en Cope' lo deslizó también, a través de un comentario del periodista Fernando Jáuregui, quien dijo haber coincidido personalmente en Santander con Revilla y haberle escuchado personalmente esa decisión. 

 

Una imagen curiosa de 2016: Revilla, junto a Sánchez y su entonces colaborador, el periodista Cintora; flanqueados por el ministro Íñigo de la Serna y el locutor Del Olmo

 

Revilla, nacido en 1943, ha sido por tres veces presidente autonómico al frente del Partido Regionalista de Cantabria, siempre con pactos que compensaron sus derrotas frente al PP, que sólo logró hacerse con la presidencia al obtener en 2011 la mayoría absoluta.

 

Antes de entrar en política, actividad que le ocupa desde 1983 hasta hacerle uno de los políticos más veteranos de España con cargo público, fue a los 30 años delegado del franquista Sindicato Vertical en la comarca de Torrelavega.

Lenguaraz, dicharachero, demagogo para unos y contundente para otros, Revilla se ha hecho un hueco en distintos programas de televisión, especialmente en Cuatro y en La Sexta; y mantiene una prolífica actividad editorial de la que, pese a la insistencia de sus rivales y pese a haber anunciado él mismo que destinaría la recaudación a fines benéficos, nunca ha dado precisa cuenta.

¿Y si no se va?

Las especulaciones al respecto del futuro de Revilla no quedan ahí y, de hecho, no parece el mejor momento para abandonar la primera línea, toda vez que las encuestas internas realizadas en Cantabria le dan un buen resultado, en contraste, por ejemplo, con la bajada de Podemos y el parón del PSOE.

Una de las especies más recurrentes, nunca confirmada tampoco, aseguraba que el político cántabro sólo dejaría finalmente la candidatura regional para presentarse a las Elecciones Europeas del próximo año, al frente de una candidatura vinculada a su partido de siempre, el PRC, pero con su propio apellido como marca comercial electoral. Jamás el aludido ha dado pábulo a esa posibilidad y su futuro, en todo caso, parece abierto a todo. También a seguir.

Comenta esta noticia
Update CMP