08 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

¡Receta!: Conejo con tomate para cuidar nuestra salud cardiovascular

La carne de conejo es rica en vitaminas, minerales y fibra, no contiene colesterol y apenas tiene sodio

 

La carne de conejo cada vez es más popular, valorada y consumida. Nos aporta una fuente importante de proteínas saludables con un bajo contenido en grasas, además de ser rica en vitaminas, minerales y fibra. Es un buen alimento para cuidar nuestra salud cardiovascular, debido a su bajo contenido en sodio y a su ausencia de colesterol.

El conejo admite casi todo tipo de preparaciones: horneado abierto a la espalda con hierbas puede resultar una delicia. A la brasa con sal, pimienta y unos copos de chile despierta a los paladares más dormidos. También cocinado con salsas, su carne se hidrata absorbiendo todos los sabores, y con tomate, como hoy os lo presento, es un plato espectacular, irresistiblemente sabroso y muy, muy nutritivo

Dificultad: Baja
Tiempo de preparación: 40 minutos

 

Ingredientes para 6 personas

1 conejo troceado
4 tomates rojos maduros
1 tallo de apio
1 cebolla
1 zanahoria
1 pimiento rojo morrón
150 gramos de espárragos verdes
150 gramos de brócoli
4 dientes de ajos enteros sin pelar
4 semillas de enebro
1 hoja de laurel
tomillo fresco o en especia
1 vaso de cerveza
5 cucharadas de aceite de oliva
sal
pimienta

 

Elaboración

1- Salpimienta el conejo troceado al gusto. Pon a calentar una cazuela baja con el aceite y marca por ambos lados todas las piezas durante un par de minutos junto a los dientes de ajo enteros y sin pelar. Después reserva en un plato dejando los ajos en el interior.

 

2- Agrega a la misma cazuela la zanahoria, el apio, el pimiento y la cebolla troceada junto a las semillas de enebro , el tomillo y la hoja de laurel. Cocina durante 12-14 minutos o hasta observar que comienzan a brillar y a estar tiernas.

 

3- Vierte la cerveza, removiendo ocasionalmente hasta que los líquidos desaparezcan considerablemente.

 

4- Ralla los tomates y después pasa el resultado por un colador de malla fina para retirar las semillas.

 

5- Vuelca sobre las verduras dejando unos minutos hasta que vuelva a coger temperatura.

 

6- Transfiere de nuevo el conejo a la cazuela, cubriendo con una tapadera de malla para evitar salpicaduras pero permitiendo la salida del vapor. Mantén durante 20 minutos.

 

7- Mientras se termina de hacer el conejo con tomate escalda el brócoli y los espárragos. Recuerda que la acción de escaldar consiste en sumergir en agua hirviendo un alimento durante un minuto y después en agua helada. Cocinando así los alimentos conservamos todas sus propiedades y obtenemos el máximo sabor con un textura firme y crujiente.

 

8- En los últimos minutos distribuye por encima y termina con unas verdes hojas de perejil recién picado.

Comenta esta noticia
Update CMP