19 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Apúntate a la moringa, el árbol milenario aliado de tu belleza y de tu salud

Sus propiedades antioxidantes, antibióticas y regenerantes hacen que se le conozca como "el árbol de la vida"

Originario del norte de la India, es conocido como “el árbol de la vida” ya que contiene más de 90 nutrientes y 46 antioxidantes, algo que no es habitual en absoluto, por eso hay que tener muy en cuenta este superalimento si lo que buscamos es aumentar la ingesta de aminoácidos y proteínas de orígen vegetal que mejoren nuestra piel y los tejidos cartilaginosos.

Precisamente por esto, si eres vegetariano o aún más, si eres vegano, la moringa te proporcionará una buena cantidad de proteinas si lo incluyes en tu dieta.  

De la moringa se pueden consumir todas sus partes: la corteza, las semillas, las raíces y las flores 

-Propiedades antibióticas y antimicrobianas

Las hojas de la moringa poseen cualidades antifúngicas contra hongos patógenos y es rica en fitonutrientes que son eficaces para ayudar a construir un sólido sistema inmunológico, imprescindible en la lucha contra las enfermedades y las infecciones. Ayuda en la mejora de la respuesta inmune celular, el número de leucocitos totales y anticuerpos.

-Disminuye el azúcar en sangre

Es beneficiosa para las personas diabéticas porque reduce la glucosa sanguínea, el nivel de azúcar en la orina y las proteínas de la misma.

-Poder antioxidante

Tiene una alta capacidad de absorción de radicales libres, por lo que protege nuestro organismo frente al envejecimiento y las enfermedades degenerativas.

-Antienvejecimiento

Las hojas secas de la moringa destacan por sus efectos nutritivos y su capacidad rejuvenecedora. Muchas casas de cosmética ya incluyen esta planta entre los componentes de sus productos por su fortaleza para mantener a raya la aparición de arrugas y líneas de expresión, además de su capacidad para favorecer las estructuras celulares.

-Hidratación del cabello

Fortalece la raíz del pelo, hidrata y repara las puntas y estimula su crecimiento.

 

CÓMO CONSUMIR MORINGA:

Hay muchísimas formas de consumir moringa. Puedes tomar sus hojas frescas en ensalada, mezcladas en batidos, o al vapor. 

Otra opción es utilizar polvo de moringa, en forma de suplemento o en polvo añadido a los batidos, sopas y otros alimentos para la nutrición extra. 

El aceite extraido de sus vainas se suele utilizar para tratar trastornos estomacales y como compuesto es distintos productos cosméticos

Antes de comprar productos de moringa oleifera, comprueba que sean de la más alta calidad y que el porcentaje del producto sea el mayor posible , a poder ser del 100%.

Comenta esta noticia
Update CMP