Soler vuelve de Madrid sin fechas concretas para el anticipo de los 450 millones

La ministra de Hacienda afirma que la demora en los anticipos no provocará recortes, mientras que desde su ministerio alargan hasta el 31 de diciembre la fecha para abonar el dinero

Vicent Soler, conseller de Hacienda y Modelo Económico, se ha reunido  con con la secretaria de Estado de Hacienda, Inés Bardón. Tras la cita, que ha sustituido a la prevista de más alto nivel entre el president de la Generalitat, Ximo Puig, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado que "desde el Ministerio nos han confirmado que la actualización de las entregas a cuenta tendrá lugar antes del 31 de diciembre, lo que, para los cálculos de la contabilidad presupuestaria, es muy importante".

Esta afirmación, que implica que esos anticipos de 450 millones podrían demorarse más de tres meses, ha coincidido en el tiempo con una intervención de la ministra de Hacienda en el Senado en la que minimizaba la importancia del dinero que entregará el Estado a los autonomías y negaba que, en momento alguno, el retraso suponga recortes, ya que "equivale a 15 días de tesorería".

"Yo he pedido que esta actualización se lleve a cabo lo antes posible, ya que nos permitirá recibir los 450 millones de anticipos, que son imprescindibles para acabar el año adecuadamente", ha indicado Soler al terminar su reunión con Bardón, al tiempo que ha señalado que "este es un compromiso político para todas las comunidades autónomas, pero especialmente significativo para una autonomía infrafinanciada como la valenciana", ha señalado el conseller.

Soler ha explicado que "las circunstancias económicas actuales no tienen nada que ver con las que había cuando diseñamos el proyecto de Ley de Presupuestos de la Generalitat en octubre del año pasado".

"El escenario de ingresos que aprobaron las Corts el 21 de diciembre no es el actual. Al no haber Presupuestos Generales del Estado, hay ingresos que ahora no tenemos y que afectan a políticas de servicios básicos como la dependencia, el copago sanitario o el Fondo de Garantía Asistencial (FOGA). Todo eso no existe. Estaba en el presupuesto que no se aprobó", ha lamentado Soler.

Así, ha señalado que en estas circunstancias se trata de "hacer cirugía fina, sin entrar en los servicios básicos fundamentales, analizando las inejecuciones previstas y algunos gastos que se pueden trasladar unos meses". "Estamos trabajando desde julio para que la no aprobación de los Presupuestos Generales del Estado nos afecte lo menos posible", ha señalado Soler.

Según el conseller, "ni Compromís, ni Podemos ni el Partido Socialista son culpables de la no aprobación de los Presupuestos. Por tanto, tenemos la conciencia muy tranquila de que estamos actuando con responsabilidad y coherencia".

Por su parte, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado que la menor financiación que están recibiendo las comunidades autónomas no les lleva "ni mucho menos" a tener que hacer recortes y que lo que se les adeuda equivale "a unos 15 días de tesorería", que el Gobierno espera pagar a final de año, "que es cuando tienen apreturas".

Montero ha respondido a cuatro preguntas de la oposición en el Pleno del Senado sobre cuándo se pagará a las autonomías la actualización de las entregas a cuenta del sistema de financiación. Con los Presupuestos del Estado prorrogados y con el Gobierno en funciones, ha reiterado Montero, no se puede aprobar el pago de esos fondos. Y se ha mostrado partidaria de que estos abonos sean algo automático en el futuro, que no dependan de una autorización del Ejecutivo, a través de la reforma del sistema de financiación.

La ministra ha respondido a las críticas de Junts per Catalunya, Compromís, Ciudadanos y ERC por no haber desembolsado este dinero y a todos les ha rebatido con el mismo argumento: que apoyen la investidura de Pedro Sánchez para que un Gobierno en plenas funciones autorice esos traspasos y que provocaron esta situación al no respaldar los PGE de 2018.

Al mismo tiempo, Montero ha respondido a una advertencia que están lanzando varias autonomías y ha negado que ninguna tenga que hacer ajustes por falta de dinero. "Trabajamos para que al final de año puedan recibir el dinero, que es cuando tienen apreturas", ha dicho. Esos fondos que faltan por traspasar equivalen a "unos 15 días de tesorería" de las comunidades. "No es ni mucho menos que tengan que hacer recortes, es liquidez para pagar compromisos de gasto adquiridos", ha agregado la ministra.

Comenta esta noticia
Update CMP