16 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La última fanfarronada de Artur Mas dispara la euforia en Podemos

El presidente en funciones ha vuelto a retratarse en público tras el rechazo de la CUP, para regocijo del partido de Pablo Iglesias, que ya se frota las manos y canta victoria.

O jugamos todos o se rompe la baraja. Y Artur Mas está dispuesto a romperla y convocar nuevas elecciones antes que dar un paso atrás para que sea otro el presidente de la Generalitat, como exige la CUP para dar su apoyo a Junts Pel Sí. Por si alguien tenía alguna duda que Mas irá hasta el final con su órdago, este martes confirmó en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo Ejecutivo de su gobierno en funciones que el próximo lunes 11 de enero es el día en que legalmente debe convocar una nueva cita electoral por lo que hay tiempo hasta el domingo para una investidura. Vamos que si la CUP quiere repensarse eso de apoyarle, todavía puede, porque JxSí "ya no puede hacer más ofrecimientos". Como Mas no piensa moverse y la CUP ya le ha dicho que no, lo más probable es que el 6 de marzo haya elecciones de nuevo.

Según Mas, la CUP ha rechazado un acuerdo pese a tres meses de intensas negociaciones y a que JxSí ha tenido "más paciencia que la que tuvo Job". Todo ello el día en que el partido anticapitalista había propuesto una reunión para abordar un candidato a la Presidencia que no sea Mas y un plan de choque social "mucho más ambicioso", mientras que JxSí también ha planteado un encuentro pero manteniendo a Mas que volvió a avisar que no renunciará a ser candidato.

También volvió a insistir en que los 10 diputados de la CUP no pueden imponer el candidato a los 62 diputados de JxSí y dijo que está en manos de los anticapitalistas evitar que haya comicios avanzados: "Yo firmaré el decreto, pero preferiría no firmarlo". "Por dignidad, la Presidencia de la Generalitat no es una subasta de pescado", dijo, pero aun así se mostró dispuesto a que haya un acuerdo esta semana.

Iglesias ya anda cantando victoria

En caso de que, como todo parece indicar, se repitan las autonómicas en marzo ya hay quien se frota las manos. Y es que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, da por hecho que la candidatura de En Comú Podem, coalición formada por Podem Catalunya, Iniciativa per Catalunya Verds, Esquerra Unida i Alternativa, Equo y Barcelona en Comú, ganará las próximas elecciones autonómicas catalanas.

"Estoy convencido de que En Comú Podem ganará las próximas elecciones en Cataluña, sean en marzo, sean en septiembre o sean cuando sean", declaró Iglesias en el Congreso de los Diputados minutos después de recoger su acta de parlamentario. Todo parece indicar que si se convocaran nuevas elecciones catalanas, Podemos, que está hermanado con En Comú Podem, concurriría con esta coalición en lugar de Catalunya Sí Que Es Pot. Esta última coalición fue la que se presentó en las elecciones autonómicas del pasado 27 de septiembre con Lluis Rabell como cabeza de lista y que obtuvo 11 escaños en el Parlamento catalán.

Si la candidatura que se presenta a los próximos comicios catalanes es En Comú Podem, se plantea la duda de si la actual alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, sería la cabeza de lista. Precisamente, Barcelona En Comú, la formación de Colau, dijo este martes a través de un comunicado que todavía no ha debatido cuál será su papel en el caso de que se convoquen elecciones y que, a día de hoy, "el trabajo y los esfuerzos de Barcelona En Comú se centran en dar todo el apoyo al grupo municipal del Ayuntamiento de Barcelona, así como al nuevo grupo parlamentario de En Comú Podem en el Congreso de los Diputados".

 

Comenta esta noticia
Update CMP