15 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El "farol" de Sánchez se hace mil añicos antes de llegar al examen de las urnas

Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez.

Los periodistas ya lo habían visto alguna vez con el presidente del Gobierno y el líder del PSOE pero ahora ha quedado al descubierto para los millones de españoles que miraban la tele.

A vueltas con la actitud de Pedro Sánchez durante esta campaña electoral, este jueves Inma Lucas aprovecha su columna de VozPópuli para señalar que Pedro Sánchez "ha matado la creencia de que en España existía la separación de poderes tan antigua como Montesquieu" y ha sacado pecho marcándose el farol de que él va a traer al presidente de la Generalitat que huyó tras declarar la independencia de Cataluña, Carles Puigdemont.

La periodista ironiza que "Sánchez maneja la justicia, maneja la Fiscalía, él va a extraditar a Puigdemont, como ha sacado a Franco del Valle de los Caídos, como va a acabar con el paro y a hacer de España un país estable que no vuelva a pasar por cuatro años con cuatro procesos electorales" al estilo de "cualquier presidente american que se considera el salvador de la humanidad".

Eso sí, matiza, "si algo tienen que decir los americanos y sobre todo enseñarnos es sobre campañas electorales". 

Y por si quedara alguna duda, Lucas insiste "aue Puigdemont venga a España no depende de Sánchez y lo sabe, pero sabe hacer ese postureo presidencial y erigirse en el salvador de todos los males, como el que sacude ahora a Cataluña. Al igual que Rivera, que quiere acabar con los adoquines, Casado con la corrupción, Abascal con los inmigrantes, e Iglesias, que busca amor en las filas socialistas. Todos se saben marcar faroles". 

En cuanto al farol de Sánchez lo concreta como el "paso de todo lo que me digan, como bien hizo en el único debate televisivo de los candidatos ofrecido por la Academia de Televisión". Vamos, que "pisa como presidente y lo hace ninguneando al adversario con gestos, sin mirarle, sin referirse a él, sólo vendiendo su libro. A los periodistas ya nos tiene acostumbrados a todo esto, y tal forma de actuar la empezó a ensayar en el debate parlamentario de la investidura fallida, cuando le hablaba Pablo Iglesias".

 

Concluye Inma Lucas que "en comunicación, los gestos hablan, la indumentaria habla, la barba, el corte de pelo, los colores y a veces mucho más que las palabras. Por ello, bolígrafo y papel en mano, Sánchez no levanta la vista del atril haciendo ver que le es indiferente lo que le digan Casado, Rivera o Iglesias. Necesitaba salir airoso del debate más importante para llegar a todos los ciudadanos".

Ahora bien, "las opiniones como las encuestas se difuminan ante la sentencia, el domingo, de las urnas".

Comenta esta noticia
Update CMP