12 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El gesto del ex del PSOE afiliándose a Cs para dejar las cosas claras a Sánchez

Joan Mesquida, el fichaje de Rivera lo tiene muy claro. A Sánchez ni agua.

Joan Mesquida, el fichaje de Rivera lo tiene muy claro. A Sánchez ni agua.

Los independientes fichados por Rivera cierran filas con su líder. Joan Mesquida, Marcos de Quinto y Edmundo Bal dan un paso al frente además para avalar la línea roja a este PSOE.

A pocos dirigentes de Ciudadanos les ha pasado desapercibida la decisión que Albert Rivera adoptó este lunes, tras conocerse las dimisiones de Toni Roldán y Javier Nart. El ascenso inmediato a la Ejecutiva y a la cúpula del Grupo Parlamentario de dos independientes fichados recientemente: Marcos de Quinto y Edmundo Bal.

Sin carné del partido ni trienios en la formación naranja, sin pertenecer a las dos almas -socialdemócratas y liberales- que conviven en el partido, los recién llegados cierran filas sin dobleces con Rivera y su línea roja a Sánchez y al actual PSOE. Precisamente un exsocialista, Joan Mesquida, ha protagonizado este martes un gesto que tiene mucho de simbólico dada su procedencia política, exestrecho colaborador como fue del fallecido Alfredo Pérez Rubalcaba.

Así, Marcos de Quinto, Edmundo Bal y Joan Mesquida, que concurrieron a las elecciones al Congreso como candidatos independientes, han decidido afiliarse al partido. Así lo ha comunicado la formación, en medio de la crisis abierta por las críticas internas y la dimisión de dos miembros de la Ejecutiva.

La portavoz del Comité Ejecutivo y portavoz en la Cámara Baja, Inés Arrimadas, ha dado la bienvenida al partido a los nuevos afiliados que antes eran independientes, entre los que también se encuentran María Muñoz, diputada por Valencia, el presidente del grupo parlamentario de Cs en las Cortes de Aragón, Daniel Pérez, y el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Oviedo, Nacho Cuesta.

Mesquida, exdirector general de la Policía Nacional y la Guardia Civil y secretario de Estado de Turismo en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ha explicado por qué se ha convertido en militante de Ciudadanos.

Otra de las nuevas incorporaciones a Cs es el abogado del Estado Edmundo Bal, que fue cesado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez por negarse a justificar una acusación solo por sedición, y no por rebelión, a los impulsores del proceso independentista en Cataluña.

"Me afilié a Ciudadanos la semana pasada porque defiende mis valores y mis ideas. Nadie me lo pidió, Nunca participo en un proyecto 'a medias', siempre me comprometo", ha manifestado en la misma red social.

 

Comenta esta noticia