24 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El mensaje misógino del jefe de la Fórmula 1 termina en un linchamiento público

Bernie Ecclestone, director ejecutivo de la Fórmula 1.

Bernie Ecclestone, director ejecutivo de la Fórmula 1.

El papel de villano le sienta como anillo al dedo a Ecclestone. Una vez más sus palabras le metieron en un buen lío con las mujeres al decir que no había que "tomarlas en serio" en la pista.

Bernie Ecclestone vuelve al candelero mediático con unas declaraciones polémicas contra el sector femenino. El magnate aseguró ante los medios de comunicación que "las mujeres piloto no pueden ser tomadas en serio" cuando están a los mandos de un monoplaza. 

El porqué de su conclusión es sencillo y lo explicó así: "No conozco a ninguna mujer que físicamente sea capaz de conducir un coche de Fórmula 1 de forma rápida". 

El linchamiento mediático le calló, ¿para siempre?

Unas frases "bomba" que pronto tuvieron respuesta por parte de la conductora británica Pippa Mann y de cientos de personas que, a través de las redes sociales, reclamaron el exigente nivel de entrenamiento físico de hombres y mujeres por igual. La cuatro veces campeona en Indianapolis 500 y ganadora de las Indy Lights se despachó respondiendo con argumentos. "Tal vez alguien le debería recordar que la IndyCar no tiene dirección asistida, y somos lo suficientemente fuerte como para impulsarlos", escribió.

Un gol por toda la escuadra que se diría en el lenguaje coloquial porque además de ser una realidad, contempla las "capacidades físicas" a las que aludió el director ejecutivo de la Fórmula 1 con bastante desprecio. La misma soberbia con la que se olvidó del trabajo como piloto de pruebas de la primera mujer en el mundial de F1, la también británica, Sussie Wolf, retirada la pasada temporada. 

El valedor de Donald Trump a este lado del charco

Su visita a la feria de publicidad que se está celebrando el Londres dio para más. A sus 85 años y una dilatada carrera empresarial a sus espaldas, pronosticó que  las mujeres irán ocupando puestos directivos en todos los campos por ser "más competentes y además no tener egos desmesurados".

La guinda al pastel la pusieron sus declaraciones estrictamente políticas. En ellas demostró su admiración por el presidente ruso Vladimir Putin confesando que "debería mandar en Europa" y su apoyo incondicional al candidato Donald Trump para la ocupar la presidencia de los Estados Unidos. 

Además, de declaró favorable de la salida de Reino Unido de la Unión Europea argumentando que los inmigrantes "no han contribuido en nada al país".

 

Comenta esta noticia
Update CMP