18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez intenta recuperar el pulso filtrando que desea elecciones el 14 de abril

Se le metería así presión a los independentistas para aprobar los Presupuestos pero ni en las propias filas del Gobierno y del PSOE se ve factible fijar las elecciones para ese fecha.

Pedro Sánchez tiene en mente, según parece, la fecha del 14 de abril para convocar elecciones generales, apenas un mes y medio antes de los comicios europeos, municipales y autonómicos del 26 de mayo. Así lo han asegurado a la agencia  EFE fuentes del Ejecutivo, aunque desde Moncloa, posteriormente, no se ha querido ni confirmar ni rechazar ese repentino anuncio.

'Casualmente', Moncloa filtra esta fecha, Domingo de Ramos y aniversario de la proclamación de la República, para más señas, en el escenario de incertidumbre y dudas por la aprobación de los presupuestos generales del Estado de 2019, cuyas enmiendas a la totalidad se debaten a partir de este martes en el Congreso, y de un claro distanciamiento del Ejecutivo con los partidos independentistas catalanes, a los que este adelanto podría servir de herramienta de presión.

 

Hay que añadir, además, el tirón de la manifestación celebrada en Madrid pidiendo elecciones anticipadas convocada por el PP y Ciudadanos, y en la que se volvió a reclamar al presidente Sánchez que dé la palabra a los españoles en las urnas.

De certificarse esa convocatoria electoral, el Gobierno debería disolver las Cortes y convocar las elecciones la semana que viene, el próximo 19 de febrero, para cumplir los 54 días que establece la ley. La posibilidad de un "superdomingo" electoral para el 26 de mayo también ha planeado en el horizonte aunque cuenta con destacados detractores entre las propias filas socialistas.

Los barones del PSOE prefieren acudir a las urnas bajo una estricta perspectiva territorial, sin acumular como referentes electorales los aspectos más delicados de la vida política nacional, como la crisis territorial en Cataluña. De hecho, la fecha del 14 de abril es vista por miembros de la dirección del PSOE como "muy precipitada".

Una fecha de la que nadie ha oído hablar

Fuentes consultadas por Europa Press aseguran que "nunca han oído hablar de esa fecha" y creen que primero habría que decidir que se quiere ir a elecciones en caso de que las cuentas públicas para este año no pasen el trámite de las enmiendas a la totalidad que se debatirán mañana y pasado en el Congreso de los Diputados.

En este sentido, fuentes de la dirección socialista señalan que una vez que se haya tomado la decisión de disolver las Cámaras y convocar, habría que decidir la fecha en la que se hace, al tiempo que recalcan que ni han oído hablar del 14 de abril, y que, en cualquier caso, consideran que se trata de una fecha "muy precipitada".

El único que parece estar de acuerdo con Sánchez en este hipotético adelanto electoral para recuperar el pulso y la iniciativa perdida es Santiago Abascal, que lo consideraría un "regalo de cumpleaños", según ha confesado en su cuenta de Twitter, pues ese día cumple 43 años.

Comenta esta noticia
Update CMP