Las lecciones de liderazgo de un teniente general a Ximo Puig y a Pedro Sánchez

Francisco Gam

Francisco Gam

El que fue jefe del cuartel de Alta Disponibilidad de la OTAN en Valencia y responsable de importantes misiones en Bosnio, Kosovo o Afganistán da claves para liderar en tiempos de pandemia.

El teniente general Francisco Gan Pampols es conocido en Valencia por los años en los que estuvo al frente del cuartel de Alta Disponibilidad en la OTAN. Llegó avalado por su prestigio en misiones anteriores y pronto impregnó de su espíritu deportivo, atlético y de su capacidad de liderazgo sus actuaciones.

Ahora, desde la reserva, ha dado una lección teórica con motivo de la pandemia. Sin aludir explícitamente a responsables políticos, sí lo ha hecho implíçitamente cuando habla, en una reciente videoconferencia, de liderazgo en tiempos de crisis y hace referencia a las muertes por covid-19.

"Una cosa es liderar y otra dirigir", advierte desde el principio, para recordar la clásica diferenciación romana entre autoritas y potestas. A partir de ahí, perfila las capacidades del líder, que deben basarse en "valores compartidos, como lealtad, honestidad, disciplina intelectual".

Aunque conforme va desgranando las características que han de marcar a quien ostenta el mando, recalca como fundamental el prestigio -("que viene con lo que somos"),- la competencia ("que acredita el liderazgo") y el ejemplo.

Esta última faceta la considera elemental, y señala como clave "que sufra las mismas vicisitudes que exige a los demás". Y va más allá al exigirle "que esté presente, dé la cara y comunique en persona". "Las decisiones difíciles no se pueden delegar", apostilla, para dejar claro que "liderar no es una opción; es una obligación".

El teniente general, que dejó su impronta en Valencia hasta su retiro de la jefatura del Cuartel de Alta Disponibilidad, en 2019, comandó misiones complicadas en Kosovo, Bosnia o Afganistán. Ahora traslada su experiencia a líderes políticos en tiempos de pandemia. Y sus lecciones afectan tanto al ámbito autonómico, en este caso al president Ximo Puig, como al nacional, ejemplificado en Pedro Sánchez. "Prestigio, competencia y ejemplo", recuerda como rasgos fundamentales que han de distinguir a quien ostenta el mando para que le sigan.

Comenta esta noticia