23 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Courtois pierde los nervios con un paparazzi y la cosa se complica para Carrillo

No se puede decir que la vida sentimental y amorosa del portero del Real Madrid le haya ayudado nunca a mejorar su imagen, pero se le está yendo de las manos definitivamente.

Thibaut Courtois está en la cuerda floja. Su actuación al frente de la portería del Real Madrid está siendo muy cuestionada y más ahora que su equipo se ha quedado fuera de las tres grandes competiciones (Champions, Copa del Rey y prácticamente la Liga).

La afición merengue está muy indignada con los resultados y no solo culpan a su portero estrella sino en parte también a su nueva y flamante novia, la mediática Alba Carrillo. 

Será porque no está acostumbrado a ser objetivo de los flashes de los paparazzi y verse perseguido por ellos que el portero belga ha sufrido ya su primer altercado grave con la prensa rosa... y esto no ha hecho prácticamente más que empezar.

Y es que según informó El Partidazo de COPE, un fotógrafo andaba persiguiendo a Courtois con la intención de captar imágenes con su nueva novia cuando el guardameta perdió los nervios y supuestamente le lanzó una botella al vehículo causando algún que otro desperfecto.

El reportero persiguió al futbolista para anotar la matrícula y acudir a la policía, pero finalmente no le denunció.

Sea como fuere, parece que en lo que respecta a su vida sentimental, Courtois siempre ve afectada su imagen por sus líos amorosos. Cabe recordar que su expareja y madre de sus dos hijos, Marta Domínguez, dejó la relación por las continuas infidelidades de las que se habló.

Incluso llegó a convertirse en la comidilla de la selección belga cuando salió a la luz que se había liado con la novia de un compañero de equipo. Ahora tiene otra guerra que batallar en Madrid, tanto con su equipo como con los fotógrafos que le acosan por su relación con Alba Carrillo.

Precisamente la colaboradora televisivo tiene un nuevo frente abierto ahora con Kiko Matamoros, sobre quien vertió graves acusaciones por burlarse precisamente de Courtois. 

No obstante, Matamoros asegura que le dan igual los dos stories que Carrillo subió a su Instagram metiéndose de lleno con la vida privada, económica y personal del padre de Laura Matamoros.  De hecho, Kiko afirma que no tomará medidas legales: "Cómo voy a tomar medidas legales si esta lo que tenía que estar es un psiquiátrico". Todavía la ninguneó aún más asegurando que "no sé si le contestaré, esto es bisutería y yo no suelo trabajar con ello".

Comenta esta noticia
Update CMP