27 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Puigdemont presume de que volverá a España tras el 26-M y no irá a la cárcel

El presidente catalán fugado se jacta de que regresará a nuestro país con el acta de eurodiputado, lo que, a su entender, le concederá "inmunidad" y podrá moverse con libertad.

Carles Puigdemont, que se ha colocado como cabeza de lista de su partido, JxCAT, para las elecciones europeas, está convencido de que en pocas semanas estará de nuevo en España y caminando libremente por la calle.

En concreto, ha asegurado que piensa volver a nuestro país si consigue ser elegido eurodiputado el próximo 26 de mayo. Según el fugado, de lograr el escaño en el Parlamento Europeo de manera inmediata se asegurará la inmunidad para poder moverse por todo el territorio europeo, incluido nuestro país, sin correr el riesgo de ser detenido.

"La inmunidad comienza a todos los efectos en el momento en el que eres escogido, solo es necesario que la Eurocámara ratifique los resultados electorales a los estados miembros a través de sus organismo", según ha declarado el que fuera presidente de Cataluña en una entrevista en RAC 1.

 

Preguntado por cómo recogerá las credenciales que le obligan a jurar o prometer la Constitución en Madrid, Puigdemont ha asegurado que sus abogados estudian cómo hacerlo sin necesidad de que él tenga que venir de manera presencial. Sin embargo, según la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), a diferencia del acta del parlamento autonómico, para recoger las credenciales de eurodiputado no es posible optar por una fórmula delegada sino "ante" la Junta Electoral Central.

La clave estaría en la interpretación de ese "ante", que es en lo que trabajan los abogados del fugado. "Ante puede ser en la puerta, entrando...", ha dejado caer Puigdemont en esta entrevista dejando la puerta abierta a otras alternativas como mediante "videoconferencia" o "a través de una carta" que en todo caso debería dar por buena la Junta Electoral.

La inmunidad de la cámara y las acusaciones de delito

El otro argumento al que apela Puigdemont, el de la inmunidad, también tiene sus matices si se atiende la propia legislación del Parlamento Europeo. En el apartado de "Privilegios e inmunidades", el reglamento de la Eurocámara habla de que el principio de inmunidad tiene como objetivo "la protección del propio Parlamento y no la de sus miembros". Y que en todo caso, "si uno de sus eurodiputados es acusado de algún delito, no puede alegar la inmunidad".

"Soy un ciudadano libre de la Unión Europea, no hay ninguna orden de detención vigente y, por lo tanto, mantengo intactos todos mis derechos", ha defendido.

Según Puigdemont, el Estado no puede poner ningún impedimento porque no "existen argumentos jurídicos" para prohibirlo a no ser que España "quiera violar los derechos de la UE y se arriesgue a que le apliquen el artículo de expulsión de la Unión Europea", ha sentenciado.

 

Comenta esta noticia
Update CMP