10 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado podría pactar en horas cómo lograr la compleja unidad en el PP

El encuentro entre Casado y Soraya puede celebrarse en apenas horas y tiene un objetivo pese a las tensiones previas: garantizar la integración y la unidad en el PP.

"No voy a aceptar nada... hasta que no me lo propongan". Con estas palabras y las urnas de su derrota aún calientes, Soraya Sánez de Santamaría mostró su disposición a entenderse con el ganador de la liza interna del PP, Pablo Casado, que nada más proclamarse presidente del PP lanzó a todos el reto de la integración y la unidad, muy deterioradas tras la encarnizada batalla que le llevó a él a la victoria.

Aunque el mensaje de la exvicepresidenta es premeditadamente críptico y algunos de sus principales colaboradores reconocían a Esdiario la dificultad del proceso de 'reunificación' tras la disputa; la voluntad de ambos contendientes sí parece remar en esa dirección.  Tanto es así que Casado y Santamaría podrían mantener una reunión para avanzar en las próximas horas, con varias incógnitas sobre la mesa.

 

¿Está dispuesto Casado a cederle la secretaría general a un sorayista? ¿La posible integración incluiría a la propia Soraya en un puesto destacado ose trataría más de sumar a dirigentes de su más absoluta confianza? Mientras se despejan las dudas y se reducen las tensiones, en algunos momentos de estas semanas desmedidas, Casado no ha dejado de lanzar mensajes de fraternidad desde el primer instante de su designación.

 

 

Casado quiere verse con la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría antes de convocar un Comité Ejecutivo Nacional que refrende la nueva estructura orgánica del partido, con el objetivo de consultarle qué personas de su equipo quiere incluir en la nueva dirección. Así,  ha prometido integración "real" y "al máximo nivel". Casado quiere ser "coherente" con sus palabras y sentarse con Santamaría para ver cuáles son sus objetivos,  y todo ello sin vetos a priori.

Andalucía, clave

Un dato importante en ese camino es la total disposición del presidente del PP de Andalucía, Juanma Moreno, a trabajar codo con codo con la nueva dirección. Se trata de uno de los dirigentes más significados en su respaldo a Soraya, y responsable directo de su victoria en la primera vuelta tras movilizar a su favor la poderosa maquinaria de los populares andaluces.

En esa línea se ha expresado uno de los principales colaboradores de Moreno, su vicesecretario de Organización, Formación y Electoral del PP-A, Toni Martín, quien ha afirmado que el partido ha abierto "una nueva etapa en su historia" y ha trasladado "toda la lealtad, esfuerzo y apoyo incondicional" de la formación en Andalucía a su nuevo presidente nacional, Pablo Casado, que considera que supondrá "unidad, ilusión e integración".

La disposición de Moreno y del PP andaluz a trabajar en equipo es clave para la integración que defiende Casado

Tras mostrar a Soraya Sáenz de Santamaría el "reconocimiento, cariño y gratitud" del PP-A, Martín ha insistido en el deseo de los populares andaluces de que Casado visite la Comunidad lo "antes posible", apuntando a la próxima semana. En la reunión, a que la que el nuevo presidente nacional del PP "vendrá a respaldar" a su homólogo regional, Juanma Moreno, se "compartirán opiniones como ya se han hecho tantas veces antes, como compañeros y amigos".

 

 

Afirma que los populares andaluces afrontaban este congreso "afortunadamente con dos candidatos que tienen relación política e incluso personal con el presidente del PP-A, Juanma Moreno", por lo que supone una "magnífica noticia" si ganaba uno u otro. Además, recuerda que Casado ha incidido "mucho" en su discurso en "los principios de toda la vida" del PP, por lo que considera que no se está produciendo "ningún giro a ningún lado" del partido con su nuevo presidente.

La unidad

"Todos juntos tenemos más fuerzas y podemos alcanzar metas más difíciles que separados", ha dicho en rueda de prensa, afirmando que Casado "despertará una ola de ilusión" en España y Andalucía. "Muy pronto conseguirá presidir el gobierno de España, arrebatado por una moción de censura injusta y con el apoyo de los independentistas y de la izquierda radical", concluye.

 

Comenta esta noticia