22 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Diplomáticos estallan contra los enchufes de Sánchez en las "embajadas vip"

Pedro Sánchez, conversando con Josep Borrell en la reunión del Consejo de Ministros.

Pedro Sánchez, conversando con Josep Borrell en la reunión del Consejo de Ministros.

Los "dedazos" de miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE premiados con algunas de las embajadas más atractivas en la carrera diplomática indignan a los embajadores de oposición.

Hay un sector en la carrera diplomática que lleva varios años reclamando "respeto" para los embajadores de carrera. En especial el colectivo de los más jóvenes, conocedores de la dificultad de cursar unas más que exigentes oposiciones y a los retos que afrontan para lograr destinos atractivos a lo largo de su carrera.

Y ya durante la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, en este sector que pasillea a la espera de destino por el Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, muchos pusieron el grito en el cielo con el nombramiento de cargos políticos para embajadas.

Fue el caso del socialista y exalcalde de Barcelona, Joan Clos; al que Zapatero envió a Turquía. O el exalcalde de La Coruña, Francisco Vázquez, aterrizado en la legación de la Santa Sede. O el caso más reciente del exministro de Defensa, Pedro Morenés, premiado con la codiciada embajada en Washington.

Muchos de los diplomáticos que habían alzado su voz contra estas prácticas, estan acumulando en las últimas horas nuevas dosis de enfado con los dos últimos enchufes de dirigentes del PSOE con embajadas a su medida.

 

Andres Perelló, el responsable de Memoria Histórica de la Ejecutiva del PSOE, último agraciado con la "lotería" de La Moncloa.

 

Fue este pasado viernes cuando el Consejo de Ministros anunció el nombramiento de Andrés Perelló como nuevo embajador de España ante la UNESCO. Perelló es el miembro de la Ejecutiva Federal de Sánchez responsable de la Memoria Histórica. Y quién ha preparado la nueva ley que el Gobierno quiere aprobar en el Congreso y también el ideólogo de la exhumación  de los restos de Franco.

Pero no es Perelló el único premiado en las últimas horas. El alcalde de Lérida, Ángel Ron, ha sido nombrado embajador en Andorra. Una bicoca a la medida del dirigente del PSC.

Estos dos nombramientos políticos se suman al del secretario de Economía de la Ejecutiva, Manuel Escudero, aupado por Sánchez a la embajada de España ante la OCDE. Una de las más deseadas en la carrera diplomática pero que no exige el plácet del país que acoge, ya que son instituciones. Este destino en concreto, que ocupó el exministro José Ignacio Wert, tiene un sueldo de 200.000 euros y una espectacular residencia en París.

"Esto es una vergüenza, no se nos respeta", se lamentan las fuentes diplomáticas consultadas por ESdiario. Acostumbradas estas mismas fuentes a ver que, sea quien sea el inquilino de La Moncloa, no se premia el mérito y la capacidad en el reparto de los destinos en el Exterior.

Comenta esta noticia
Update CMP