29 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

A Tebas se le cae el chiringuito

Tebas

Tebas

El Real Madrid ha ganado una Liga de nivel ínfimo, donde en Champions el subcampeón liguero se ha llevado ocho goles del Bayern.

Hay campeón de Europa, el Bayern, y el papelón del fútbol español en la Champions 19-20, unido a los tétricos resultados obtenidos en la misma competición el curso pasado por los equipos patrios, dejan a LaLiga al pie de los caballos.

A Javier Tebas, su presidente, se le cae el chiringuito, y si se desmorona todos los clubes van detrás, incluyendo los más grandes. Tebas apostó, desde que llegó a su cargo, por fomentar a nivel mundial sus cuatro mejores activos para que LaLiga, y por ende el fútbol español, alcanzaran cotas de popularidad jamás vistas: Real Madrid vs Barcelona, con el foco puesto en un Cristiano vs Messi. Los dos clubes dominadores del fútbol europeo (por aquel entonces uno en pasado y otro en presente, papeles que se han cambiado a día de hoy) con el enfrentamiento entre los dos mejores futbolistas del mundo como gancho. Y funcionó. Vaya si funcionó.

LaLiga multiplicó las ganancias en todos los ámbitos, incluyendo sobre todo el televisivo, que es lo que da el parné. Pero Tebas midió mal. Primero, con el reparto de las teles: no cayó en la cuenta de que las ingentes cantidades de pasta que generaba su apuesta iban a recaer también en equipos que no son clubes deportivos, sino Sociedades Anónimas Deportivas.

Así que esas ingentes cantidades de dinero de las televisiones no repercutieron en un mayor calado de estrellas sobre el césped, en todos los equipos, sino en limpiar balances, cancelar deudas y, en cuanto se pudo, repartir dividendos. Y Madrid y Barcelona, sin necesidad de realizar grandes desembolsos para poder seguir peleando los títulos nacionales, podían seguir compitiendo en casa sin nadie que les apurase en exceso. 

El resultado lo tenemos ahora: el Real Madrid ha ganado una Liga de nivel ínfimo, donde en Champions el subcampeón liguero se ha llevado ocho goles del Bayern. El equipo de Zidane perdió los dos partidos ante un City al que posteriormente eliminó el todopoderoso (sic) Lyon; y el Atlético, después de que se le apareciese la Diosa Fortuna en Anfield bailando un chotis, mostró un nivel deplorable ante un equipo vulgar como es el RB Leipzig. Es lo que hay, una Liga en franca decadencia.

atleti

El problema va a ser gordo. Tebas ya no puede ir vendiendo por el mundo el Real Madrid-Barcelona porque los dos son, ahora mismo, comparsas europeas, luego el interés que despiertan es cada vez menor. Cristiano ya no está aquí y Messi está por ver si estará o no. Va a llegar menos dinero de las televisiones y para colmo la crisis del coronavirus ha dejado a los dos grandes con la tesorería tiritando.

messi

Las cuentas al rojo fluorescente, sin posibilidad de acometer grandes fichajes y con dos plantillas cuya media de edad es digna del Matusalén FC: se estima que cada club dejará de percibir alrededor de 300 millones de euros en la temporada recién finalizada, una caída que puede ser aún mayor en la que viene si, como parece, siguen jugándose los partidos sin público, porque como no haya competiciones el mamporro va a ser colosal.

citymadrid

Si los grandes envejecen y no pueden fichar, Europa seguirá siendo una quimera durante unos cuantos años, tal vez hasta que una Quinta del Buitre o una Quinta del Mini aparezcan de la nada. Y mientras Europa se aleja, el dinero también. Porque el dinero lo tiene la Premier, que ha sabido montar un chiringuito para sacar pasta y en el que el argumentario es mucho más simple. 

La liga inglesa es una competición con grandes jugadores que puede ganar casi cualquier equipo, con emoción e incertidumbre hasta el final. Por eso a los británicos no les repercute tanto no ser dominadores en Europa, su producto es otro. Por eso los clubes ingleses no quieren una Liga Europea. No la necesitan. Tebas va a tener que inventarse algo, y lo va a tener que hacer ya: su chiringuito ya no da sombra.

Comenta esta noticia