11 de agosto de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El verdadero motivo por el que a Yiya nunca le crece el pelo bajo la peluca

La respuesta al rapado de Yiya es más sencilla que todas las cosas.

La respuesta al rapado de Yiya es más sencilla que todas las cosas.

Presume de ser las más transparente de la isla de "Supervivientes" y de ahí sus constantes broncas con todo perro pichichi, pero hay algo que ha resultado ser de lo más misterioso en ella.

Es una de las concursantes más polémicas de esta edición de Supervivientes, entre otras cosas porque su "exceso de sinceridad" la sitúa siempre en todas las broncas que se producen en Honduras, cuando es con uno es con otro.

Yiya presume de transparente, de ahí lo de soltar todo lo que se le pasa por la cabeza, pero hay un misterio relacionado precisamente con su cabeza que ha tenido en vilo a todos los seguidores del formato desde que comenzó su aventura... hasta ahora.

Yiya llegó a Honduras presumiendo de melena rasta que resultó ser una peluca bajo la cual lucía un cráneo absolutamente rapado. 

Normalmente no se quita la peluca, aunque ya lleva dos meses en la isla, pero cuando lo hace (24 horas con una cámara delante son muchas) los espectadores alucinan con que su cabeza siga luciendo un rapado a cero en el que el pelo no crece ni un milímetro. ¿Cómo es posible?

Pues bien, Jordi González se atrevió y le hizo la pregunta del millón: ¿Por qué no le crece el pelo debajo de la peluca?

Más sencilla no podía ser la respuesta. Porque se lo rapa religiosamente: "Porque tengo un objeto personal que se llama maquinilla para que no se me ponga la cara del que inventó el fuego, porque si lo dejo crecer parecería un puercoespín", respondió Yiya de lo más sincera entre risas.

Además, no tuvo reparo en reconocer que se trata de su objeto más preciado del que, junto con su peluca, no se separa.

Comenta esta noticia