19 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Arthur no quiere terminar la temporada en Barcelona y acelera el plan Juventus

Arthur Melo, en un entrenamiento con el FC Barcelona.

Arthur Melo, en un entrenamiento con el FC Barcelona.

El traspaso de Arthur Melo a la Juventus ya es una realidad, pero de cara a la próxima temporada. La mala actitud del brasileño hará que no juegue más en el Barça en lo que queda de campaña.

Las horas de Arthur en el FC Barcelona parecen estar contadas, más allá de su ya confirmada salida del club para recalar en la Juventus la próxima temporada, esto después de que el mediocampista brasileño no se haya presentado a los protocolos sanitarios del club, que consistía en hacerse la prueba correspondiente para descartar el Covid-19 en el paciente.

Lo que comenzó en un rumor se convirtió en realidad cuando se anunció que su ficha pasaría a pertenecer al actual campeón de la Serie A, cambiando a Messi por Cristiano Ronaldo y justo por ahí, vino el primer dardo, cuando el ex Gremio aseguró que formar parte del club donde jugaba el portugués, era un salto considerable en su carrera, lo cual no cayó bien en el sector pro Messi del barcelonismo.

Bostezos, estiramientos poco usuales en el banquillo y muchas actitudes pésimas por parte del jugador, hicieron que Setién perdiera la paciencia y hasta el cariño por Arthur, que siempre estuvo protegido por el técnico tras alguna diferencia mediática. Ahora ni le menciona, no lo mima y seguramente, no lo tome en cuenta de nuevo.

Ambas partes se encuentran en medio de una disputa y negociación, ya que Arthur se niega a regresar a la disciplina blaugrana mientras que el club, tira de contrato para exigir que se presente hasta que termine la Champions para el Barcelona.

Como “dolido” se ha expresado Arthur según revelan distintos medios españoles, haciendo énfasis en que el haber perdido por completo los pocos minutos que tenía, le hicieron sentir también incómodo y fuera del club, al que llegó con una gran sonrisa y se marcha con una gran decepción.

 

¿Quién es el más afectado?

Más allá del tema sanitario, el hecho de haber evitado un proceso obligatorio del club ya es suficiente para acarrear consecuencias en contra del jugador, como en este caso, en el que se levantará un expediente disciplinario que a opinión de los usuarios de las redes sociales (twitter e instagram), sería innecesario e injusto con el jugador, rescatando que la intención de la canarinha, siempre tuvo la disposición de seguir en el club; sin embargo, Bartomeu y la directiva no pensaban lo mismo.

Un cambio a estas alturas privaría al jugador de ver minutos hasta el final de temporada, ya que con las ligas finalizadas, el no poder jugar Champions con otro club y el contrato con la Juventus a partir de la próxima temporada, es complicado verlo de nuevo muy pronto.

Desde mañana, el conjunto culé comenzará los entrenamientos y de seguro, no estará uno de los jugadores arropados por el propio Messi, que en su momento llegó a calificarlo como muy similar a Xavi Hernández, leyenda del club.

Comenta esta noticia