| 29 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Imagen proyectada de la Reina Isabel sobre el Peñón de Gibraltar al conocer su delicado estado de salud y antes de su fallecimiento.
Imagen proyectada de la Reina Isabel sobre el Peñón de Gibraltar al conocer su delicado estado de salud y antes de su fallecimiento.

Gibraltar llora a la Reina y recibirá al nuevo Rey Carlos III con 96 cañonazos

La colonia británica está de luto y ha suspendido los actos con motivo de la Fiesta Nacional de este sábado. La única celebración prevista tendrá lugar cuando se proclame el nuevo Rey.

| Manuela Herreros Andalucía

Las condolencias por el fallecimiento de la Reina Isabel II de Inglaterra llegan de todas partes del mundo, pero si hay un lugar donde el dolor se ha acentuado es en la colonia británica de Gibraltar. En el Peñón ya estaba todo preparado para celebrar este sábado 10 de septiembre los actos del National Day (Día Nacional), banderas y guirnaldas decoran las calles en conmemoración del primer referéndum sobre la soberanía de este territorio que tuvo lugar en 1967 en el que los habitantes de la Roca decidieron pertenecer a Reino Unido.

Pero la noticia de la muerte de la Reina ha hecho suspender la jornada festiva y Gibraltar se 'viste' de luto nacional. El Ministro Principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha querido mostrar sus condolencias ante el fallecimiento de Isabel. 'El pueblo de Gibraltar llorará a Su Majestad como un monarca que ha reinado sabiamente y con dedicación incomparable durante todo el período de nuestra aparición de la posguerra como parte de la familia británica de naciones', señaló el comunicado.

'Que Su Majestad la Reina Isabel II descanse en paz eterna y que el reinado de Su Majestad el Rey sea largo, pacífico y próspero. Larga vida al Rey", afirmaba el escrito de Picardo, tras lo cual anunció que Gibraltar ha entrado en un período de duelo nacional por el que los actos del National Day serán cancelados y las banderas permanecerán a media asta el día del Funeral de Estado y se levantarán sólo temporalmente para la Proclamación de la Adhesión del nuevo Soberano.

El nuevo monarca Carlos III, hasta ahora Príncipe de Gales, asume la sucesión de su madre a los 73 años y en la colonia se rendirán los correspondientes respetos durante su problamación con un saludo de 96 cañonazos, que serán disparados por el Real Regimiento de Gibraltar desde la Base Naval de Su Majestad.

El recuerdo de la visita de la Reina a la Roca

Los gibraltareños tienen un cariño especial a la familia Real y ahora que la jefa de Estado más longeva del mundo les ha dejado recuerdan la visita que realizó al Peñón en 1954 cuando sólo llevaba dos años en la Corona y decisión realizar una gira mundial visitando los estados pertenecientes a la Commonwealth.

El viaje generó una crisis diplomática con España, ya que Franco lo vio como una provocación. Pero la Reina en su discurso se centró en destacar la "lealtad de Gibraltar", un sentimiento que hoy aún se mantiene.