| 20 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Imagen de Teresa Rodríguez siendo la presidenta del grupo parlamentario Adelante Andalucía, junto a la actual portavoz de Unidas Podemos, Inmaculada Nieto, cuando ocupaba el cargo de portavoz del grupo Adelante Andalucía, en 2020.
Imagen de Teresa Rodríguez siendo la presidenta del grupo parlamentario Adelante Andalucía, junto a la actual portavoz de Unidas Podemos, Inmaculada Nieto, cuando ocupaba el cargo de portavoz del grupo Adelante Andalucía, en 2020.

La izquierda andaluza busca reconciliarse tras una legislatura de divorcio

Comienzan los acercamientos entre los grupos de izquierda ante un posible adelanto electoral. Los malos resultados que arrojan las encuestas provocan el intento de concurrir de nuevo unidos.

| Manuela Herreros Andalucía

Los movimientos políticos en Andalucía ponen a los grupos a trabajar en busca del camino a tomar de cara a las elecciones autonómicas. Ante un posible adelanto, tras el bloqueo del Presupuesto para 2022 que presentó el bipartito de PP y Cs, que podría acercar los comicios a primavera en lugar de esperar a noviembre de 2022, los partidos se preparan.

Es el caso de la izquierda andaluza ha protagonizado una legislatura marcada por el 'divorcio' en el matrimonio que formaba Adelante Andalucía, con Podemos e Izquierda Unida, por un lado, y Teresa Rodríguez, por otro.

Una separación que se produce en febrero de 2020 por las diferencias entre la líder anticapitalista, Rodríguez, con Pablo Iglesias. Las tensiones entre ambos fueron insalvables y acabó teniendo consecuencias en el sur. En octubre de ese mismo año, Adelante Andalucía expulsa a Teresa, que ha permanecido en el Parlamento como diputada no adscrita junto con otros 11 parlamentarios, que se han ido sumando poco a poco a sus filas.

Después aparece el problema de la marca con la que estas formaciones concurrieron a las elecciones. Tras unas cuantas peleas se la queda Rodríguez y Podemos e Izquierda Unida se quedan con las siglas de Unidas Podemos por Andalucía.

Pero después de bastantes broncas y poca eficacia desde la oposición se ponen sobre la mesa nuevos planteamientos. La izquierda quiere reconciliarse, porque la fórmula de ir por separado no le está dando buenos resultados. Así lo ponen de manifiesto los sondeos, que dejan a la izquierda con la misma representación (Unidas Podemos 6 escaños y 12 no adscritos) y sólo superarían a un Ciudadanos hundido.

Dispuestos a propiciar la unidad

Aunque las segundas oportunidades no siempre funcionan, desde Podemos e IU han manifestado su apuesta por conformar una candidatura de unidad entre las distintas fuerzas de izquierda, en caso de que se convoquen elecciones anticipadas.

Dicen estar "preparados" para competir en las urnas, según lo han trasladado la portavoz federal de IU, Sira Rego, y el coportavoz estatal de la formación morada, Pablo Fernández, en sendas ruedas de prensa, donde aseguran que les daría tiempo a presentar este bloque.

En este sentido, Fernández alude a su postura favorable a llegar a entendimientos con Más País Andalucía, de Íñigo Errejón, y Adelante Andalucía. Desde el espacio confederal indican que la alianza con el resto de formaciones de izquierda en la región es complicada, pero ven factible aumentar la convergencia, por lo que no renunciarán a intentarlo.

La coordinadora de Más País Andalucía, Esperanza Gómez, y el portavoz federal de Más País, Íñigo Errejón.

Mientras, Más País prosigue sus planes para conformar su coalición electoral con otras fuerzas andalucistas. De esta forma el próximo 2 de diciembre presentará, junto a las formaciones Andalucía Por Sí e Iniciativa del Pueblo Andaluz, el nombre y la imagen de la coalición con la que se presentarán a las próximas elecciones para la Junta de Andalucía.