| 08 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El exdiputado de Vox, Francisco Serrano, en el Parlamento en 2019.
El exdiputado de Vox, Francisco Serrano, en el Parlamento en 2019.

El exlíder de Vox en Andalucía procesado por un presunto fraude de 2,5 millones

Francisco Serrano y sus socios empresariales se tendrán que sentar en el banquillo para responder por una subvención del Ministerio de Industria que destinaron a otros fines, según el juzgad

| Manuela Herreros Andalucía

El exdiputado autonómico de Vox y expresidente del partido en Andalucía, Francisco Serrano, tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados después de que el Juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla ha resuelto continuar el procedimiento contra él, por un posible delito de fraude de subvenciones y otro presunto delito de estafa, con relación a un préstamo estatal de casi 2,5 millones de euros.

El que fuera candidato de Vox en Andalucía a las elecciones de 2018 'mancha' a su partido, que abanderó la lucha contra la corrupción y las malas prácticas del PSOE en la Junta, con este caso de fraude. Y es que el auto detalla que en 2016, Francisco Serrano y sus exsocios, Enrique Pelegrín y Francisco Javier López Ballesteros, estos dos últimos también procesados, "se concertaron con el propósito de obtener, sin tener la debida solvencia, un préstamo Reindus del Ministerio de Industria, cuyo importe de 2.489.000 euros se ha destinado para fines distintos de la construcción de una fábrica de pellets en la localidad de Niebla", que era el objeto de los fondos solicitados.

El auto del caso, derivado de la denuncia inicial ante la UDEF del secretario general de Facua, Rubén Sánchez, precisa que conscientes de "la importancia que tiene ofrecer ante el Ministerio de Industria una imagen de solvencia" para captar sus préstamos, Serrano a través de su sociedad Serrano Abogados y Pelegrín constituyeron la empresa Biowood Niebla con una aportación de fondos propios de 7.000 euros y una "maquinaría que nunca fue comprada ni poseída por los socios, por lo que la declaración no era ajustada a la verdad".

Según el auto, el Ministerio de Industria les concedió un préstamo por importe de 2.489.000 euros "con el compromiso de que de Biowood Niebla invierta, además, 1.027.125 euros", pesando "la falta de ajuste a la realidad de la situación financiera y patrimonial de la empresa", tras "aparentar una solvencia financiera que no tenía y lograr la concesión del préstamo de forma indebida".

Una vez cobrado el préstamo, según la instrucción del caso, comenzaron las "disposiciones" del dinero "para fines no comprendidos" en el proyecto subvencionado, destinando unos 200.000 euros a "un cliente de Serrano Abogados que estaba necesitado de financiación y a quién Biowood decidió hacer un préstamo con los fondos" estatales recibidos.

El dinero fue destinado a pagar deudas

Serrano, Pelegrín y Ballesteros, según el auto, "tenían conocimiento de que el dinero se iba a destinar a pagar deudas de las empresas del prestatario". Así, otros 1,3 millones de euros habrían sido destinados a la "constitución de un fondo de inversión", mientras además "se formalizaron préstamos a empresas de Francisco Serrano como XYZ Comunicaciones, Serrano Abogados y Serralba, con 24.180 euros; y Biowwod "avaló a XYZ frente a Ibercaja en un préstamo que, al no ser devuelto, es pagado por Biowood con el importe del préstamo Reindus".

El auto señala además un préstamo de 30.000 euros a Serrano Abogados, que según un perito "se corresponde con el pago de los gastos de mantenimiento de la sede común de Serrano Abogados y Biowood Niebla al 50 por ciento, pero ni dichos gastos son financiables con el préstamo Reindus, ni los gastos de Biowood Niebla, sin actividad ni personal, son comparables a los del despacho de abogados".

El juez instructor Juan Gutiérrez Casillas señala igualmente "una serie de reconocimientos de deudas por Serralba a Francisco Serrano "que son pagadas con cargo a Reindus, pagos de pólizas de crédito y un acuerdo de exoneración de responsabilidad por la gestión del préstamo Reindus".

Simularon el proyecto

"Ante los requerimientos realizados por el Ministerio de Industria, se ha simulado la continuación del proyecto, aportando continua documentación procedente de Woodsims, sin que la fabricación, instalación y puesta en funcionamiento se haya ni tan siquiera comenzado cuando su ejecución dura entre siete meses y un año. A fecha de 30/8/2022, consta ejecutada obra de acuerdo con el proyecto por importe de 512.229 euros nave y 142.621 euros oficinas, es decir, 654.851 euros, cuando el importe máximo del préstamo destinado a edificación era de 544.316 euros. No se ha comprado e instalado nada del presupuesto para aparatos y equipos de producción", resume el auto de transformación de las diligencias en procedimiento abreviado.

"En consecuencia, de los 2.489.000 euros abonados por el Ministerio de Industria para la instalación de fabrica de pellets de acuerdo con las partidas autorizadas, sólo es acorde con el proyecto la cifra de 544.316 euros", remata el juez instructor, que aprecia "indicios racionales de un delito de fraude de subvenciones y un delito de estafa", atribuidos a Francisco Serrano, Enrique Pelegrín y Francisco Javier López Ballesteros.