03 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
La Infanta Elena.

Doña Elena se queda sin palabras sobre su sospechosa fiesta familiar en casa

Por si el Rey Felipe no tuviera suficiente con sus dos sobrinos más díscolos saltándose las normas que imperan para el resto de españoles ahora sus dos hermanas se suben a un carro peligroso

| Redacción Chismógrafo

Después de obtener el tercer grado penitenciario, Iñaki Urdangarin celebraba este fin de semana su ansiada "semilibertad" en compañía de su mujer, la Infanta Cristina, y de alguno de sus hijos, en la casa que la Infanta Elena tiene en el madrileño barrio de Retiro. Un discreto reencuentro familiar al que no habrían faltado Froilán, Victoria Federica y el novio de ésta, Jorge Bárcenas, según aseguran diversas fuentes.

En principio nada tendría de especial esta celebración si no fuera porque, a causa de la tercera ola de la pandemia, se han prohibido las reuniones en domicilios de más de seis personas no convivientes, por lo que, sin pretenderlo, las hijas del Rey Juan Carlos habrían incumplido las medidas restrictivas contra el Covid para sorprender a Urdangarin tras la obtención del tercer grado penitenciario.

Una información sobre la que, sin embargo, no se ha pronunciado todavía ninguno de los supuestos implicados en esta celebración familiar.

Este mismo lunes, los reporteros pudieron preguntar a la Infanta Elena si era cierto que en su casa se reunieron, en este reencuentro con el marido de su hermana, 7 personas de varios núcleos familiares distintos.

Sin embargo, por toda respuesta, la hermana del Rey Felipe dio un acelerón del coche y dedicó una mirada que parecía indicar sin necesidad de palabras que hubiera incumplido, en su domicilio, las medidas anticovid. 

La cosa es que llueve sobre mojado porque casi desde el inicio del pandemia la familia de la Infanta Elena ha estado en el ojo del huracán por saltarse las normas y medidas de seguridad impuestas al resto de españoles para evitar contagios, fundamentalmente por parte de sus dos hijos, Froilán y Victoria Federica.