| 05 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
No es la primera vez que Paz Padilla tiene que lidiar con algo así.
No es la primera vez que Paz Padilla tiene que lidiar con algo así.

Paz Padilla, la Imbatible: las claves de su último intento de "crucifixión"

Sigue siendo la misma auxiliar de clínica de antes. Lo que han cambiado son los antagonistas. Antes aplaudían. Ahora vociferan y ladran e incluso piden entre líneas "su desaparición" o casi.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

En otro tiempo hubo un Deseado, y fue rey, Fernando VII. Tiempo después también la Historia apodó a Francisco de Asís, marido de Isabel II, Reina de España, El Natillas por la flojera sexual según contaban las crónicas. Siglos después, la cómica gaditana empieza a ser considerada como la Imbatible. Lo afirman en círculos cerrados. Digan lo que digan, ahí sigue.

La campaña en contra de Paz Padilla la lleva a retirarse a su mar. A cerrar la boca y mirar como una niña buena que no sabe de nada. Se creen. Paz marcha a su Cádiz. Sabe de lo que va esto y sabe actuar. No es tan "tonta" como algunos le quieren poner la etiqueta. A Paz, le suda "el Atlántico" donde su ubica su arena.

 

En las últimas semanas a Padilla la han querido crucificar. Desde distintos foros y plataformas. Ella no es la idónea para hablar de Sanidad. Normal. Es la misma Paz que durante el confinamiento aseguraba que había que encerrarse. También normal. Lo que no parece ordinario y común es que los mismos que aplaudían antes a la auxiliar de clínica en la época que era compañera de La Martirio cuando aseguraba que "los españoles se tienen que encerrar" ahora hayan emprendido una campaña de descrédito por asegurar que "las vacunas no sirven".

Paz Padilla sigue siendo la misma auxiliar de clínica de antes. Lo que han cambiado son los antagonistas. Antes aplaudían. Ahora vociferan y ladran e incluso piden entre líneas y voces "su desaparición" o casi. La historia está escrita de estos personajes.

Ya sucedió en la Guerra Civil española. Una guerra tan actual desde hace dos años con el señor presidente del Gobierno Pedro Sánchez y su memoria histórica. En otra época, aquellos que portaban los tronos de los pasos de Semana Santa fueron los que cuando lo necesitaron, quemaron a Jesús de Nazaret hecho escayola o vestido con túnica. La vida. Está escrita.

El día que Isabel Díaz Ayuso acudió a la función de Paz Padilla

Una cosa es lo que es y otra lo que parece. Paz Padilla ha sufrido un reverso en las opiniones vertidas hacia su persona desde la noche que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso decide acudir a su función El humor de mi vida. Esto no sentó bien "al o a la" caviar de izquierdas con mucho poso y pose feministas. Más pose que poso. El poso es verdad. La pose es otra cosa. Después llegó la Navidad.

La felicitación de Díaz Ayuso a Paz Padilla sentó aún peor. Y para colmo el que la humorista haya asegurado que Ayuso es "mi presidenta" es A sangre Fría y no es Truman Capote. Es la cómica gaditana que se ha atrevido a hablar de la vacunas. Las vacunas son el pretexto del texto para darle en el pescuezo. No tiene. Se lo quitaron. Paz Padilla lo que tiene es ganas y libertad de expresión. La libertad tiene un precio. Paz lo sabe y lo sabe gestionar. Otras veces ya lo hizo.