| 28 de Noviembre de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Imagen reciente de la Reina emérita Sofía.
Imagen reciente de la Reina emérita Sofía.

Filtran las reuniones secretas de la Reina Sofía en un palacete y arde Zarzuela

Un libro de Fernando López del Oso lo revela todo y ha dejado perplejo a todo aquel que lo ha leído y a la Casa Real. La Emérita y su oculta afición que le ha llevado a reunirse con la NASA.

| David Lozano Chismógrafo

La Casa Real española está preparada para abordar estas próximas semanas un momento cumbre para la Monarquía, la mayoría de edad de la heredera de la Corona, la Princesa Leonor, que con tal motivo jurará la Constitución en un solemne acto en el Congreso de los Diputados.Hará así un paréntesis en su formación militar como cadete en la Academia General del Ejército en Zaragoza.

Paralelamente, le organizará una fiesta privada a la que asistirá toda la Familia Real pero también la del Rey Felipe (sus padres, hermanas, sobrinas) y, por su puesto, la de la Reina Letizia.

Uno de los focos de interés será el reencuentro de Leonor con su abuelo, el Rey Juan Carlos I y también el del Emérito con el resto de la familia y con su mujer, la Reina Sofía, que actualmente mantiene una discreta agenda social e institucional.

Precisamente de la Emérita reina ahora trasciende una delicada información que ha disgustado mucho en La Zarzuela, tal y como han confirmado a ESdiario fuentes próximas a Palacio.

Y es que un libro, obra de Fernando López del Oso, hijo del famoso Fernando Jiménez del Oso, titulado 'El legado del oso', ha puesto de manifiesto que a Doña Sofía le gustan las ciencias ocultas, el misterio o la pseudociencia.

Cuentan que la Reina Sofía acudía a una reunión semanal en un palacete de Madrid situado en la zona de San Bernardo, muy cerca de la Plaza de España.

La Reina Sofía nunca faltaba a su cita para tener mesas redondas y conversaciones acerca de esoterismo, objetos voladores no identificados e incluso se hacía preguntas en grupo para plantearse cuestiones como  la existencia humana. Según el escritor, fue un amigo de su padre el que pudo compartir con la Reina Sofía alguna de estas charlas que podrían llegar a durar horas.

Doña Sofía y sus medidas de seguridad

Para que la monarca pudiera asistir sin problema a este tipo de reuniones, había un modus operandi que había que seguir de forma estricta. Los expertos que hacían sus ponencias tenían que llegar 30 minutos antes que Sofía. Ella, en cambio, siempre llegaba puntual a las 18:00 horas, para que así fuera imposible ser vinculada con sus "invitados".

Del Oso aseguró que la reina Sofía no solo estaba interesada en algunas ciencias difíciles de demostrar, sino que también las reuniones incluían a grandes eminencias: “Eran reuniones en las que no solo se hablaba de misterio. Una de ellas, a la que estuvo invitado mi padre, era sobre la posibilidad de vida en Marte. Había gente de la NASA, creo que estaba también Pedro Duque, habían llevado una reproducción de un módulo espacial… Más científico imposible", comentó en su momento.