| 08 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
La familia de Tamara teme que si no se hubiera hecho público no hubiera roto con Onieva.
La familia de Tamara teme que si no se hubiera hecho público no hubiera roto con Onieva.

El motivo por el que Tamara Falcó perdonará a Íñigo Onieva tarde o temprano

Me sumo a la teoría del entorno del "empresario" y al temor de Villa Meona de que la hija de Isabel Preysler terminará por sucumbir en privado a los encantos del que fuera su novio.

| Isabel Rábago Chismógrafo

 

 

"Me da igual que hayan sido seis segundos o un nanosegundo en el metaverso, como esto sea verdad, aquí se acaba todo". Quien nos iba a decir que, a punto de fulminar un mes de septiembre repleto de fallecimientos, reencuentros, rupturas y parejas a golpe de exclusiva, estas palabras y sólo estas, iban a fagocitar todo lo acontecido en este convulso 2022 .

El nanosegundo en el metaverso de Tamara Falcó from ESdiarioTV on Vimeo.

Dudo mucho que a partir de ahora se siga utilizando aquello de "vete y pega la vuelta" ya que ha nacido una manera mucho más sofisticada para enviar a freír espárragos a tu pareja cuando le descubras una deslealtad o infidelidad.

No creo que exista nadie en España que, a estas alturas, no conozca que la autora de la frase en cuestión es Tamara Falcó y que gracias al "metaverso y al nanosegundo", finiquitó su relación con Iñigo Onieva. Bueno, gracias al "metaverso" y también a la investigación de los periodistas, esos a los que ella últimamente ninguneaba en la calle, pero a los que sonreía en un photocall.

 

Esa prensa "molesta" y nada cortesana fue precisamente la que hizo su trabajo una vez más y colocó los puntos sobre las íes, en el mismo momento en el que el pasado viernes, la pareja retó en su paseíllo a la prensa "todo lo que decís es mentira". Un paseíllo que se ha convertido en las últimas imágenes de ellos juntos, ya que apenas unas horas después y tras visionar nuevas imágenes y escuchar de boca de su prometido "pudo haber pasado, pero no me acuerdo", Tamara abrió los ojos.

Esa prensa "molesta" y nada cortesana fue precisamente la que hizo su trabajo una vez más y colocó los puntos sobre las íes

Tras la frase vino la ruptura, la huida a casa de mamá Preysler y el recurrir de nuevo a la prensa para dar la cara. Un acto que debo destacar pues el trago no tuvo que ser agradable y ella supo aguantar el tirón, sin derramar ni una sola lágrima, ni refugiarse en exceso, en el papel de víctima y es que de "casta le viene al galgo".

Tamara Falcó habló para la prensa, pero también lo hizo para Íñigo Onieva

Tamara habló para la prensa, pero también lo hizo para que Iñigo escuchase que para lo suyo no hay vuelta a atrás. Lo dijo en numerosas ocasiones, pero no se ganó el convencimiento de las personas que la conocen a ella y a Onieva "él sigue convencido de que va a poder recuperar todo lo que han tenido".

Un temor que cada vez resuena con más fuerza en Villa Meona pues saben que las palabras de Tami, aun siendo sinceras, son producto del hecho irrefutable de que la deslealtad se ha hecho pública y que, de haberse producido en la intimidad de la pareja, otro gallo cantaría. Por eso temen que la marquesa, sucumba y perdone a Íñigo, si se llega a producir un encuentro y una conversación a solas cuando pase todo el tsunami informativo.

En Villa Meona saben que las palabras de Tami son producto del hecho irrefutable de que la deslealtad se ha hecho pública y que de haberse producido en la intimidad de la pareja otro gallo cantaría

Mientras tanto el hombre más perseguido y deseado por todos los medios sigue sin dar señales de vida pública porque en privado continúa hablando con sus amigos, con ellos se desahoga, aunque ha decidido ser precavido pues sabe que alguien le ha traicionado.

Íñigo Onieva no ha anulado ninguno de los viajes que tenía programados

A pesar de ello el que iba a ser marido de la marquesa de momento no ha anulado alguno de los viajes que tenía programados para las próximas semanas en el que la desconexión y la fiesta estaba asegurada.

Analizando todo esto desde la barrera concluyo que Onieva no debe esconderse, ni flagelarse porque otros lo hicieron antes y puede que hasta peor que él. Dicen que está llorando por las esquinas, conocedor de que ha quedado como el gran villano de esta historia y que no está preparado para enfrentarse a las cámaras que le buscan 24/7.

Quizás subestimó a la prensa o quizás se creyó que tal como parece ser que ha ocurrido otras veces, así lo cuentan ahora los entornos, Tamara miraría a otro lado pues nunca tuvo certeza ni prueba alguna de una traición. Y es que los rumores de deslealtades no son nuevos ni para la prensa, ni para los entornos, ni para la propia Tamara, las cosas como son.

Además, si tiramos de hemeroteca mucho más escandalosos fueron los cuernos públicos de personajes muy conocidos y reconocidos en nuestro bendito país. La boda de Tamara e Iñigo se ha ido al traste por un "nanosegundo en el metaverso", pero en la memoria de todos quedan fotos públicas en camas ajenas, paseos grabados bajo las farolas de solitarias calles, revolcones explícitos cerca de cajeros o confesiones de niñeras o asistentes que no sólo rompieron parejas, sino que hicieron tambalear los pilares de imperios políticos o económicos. Así que lo de Tami e Iñigo, tampoco es para tanto y me sumo a la teoría de que volverán. No será pronto y puede que tardemos en enterarnos, pero volverán por aquello del perdón cristiano y tal.