| 21 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pipi Estrada ofrece su ayuda a Miriam Sánchez.
Pipi Estrada ofrece su ayuda a Miriam Sánchez.

Primera reacción de Pipi Estrada tras el altercado de Miriam Sánchez en un bar

ESdiario ha hablado con el que fue su pareja durante siete años y una de las personas que mejor la conocen. Quiere ser discreto sobre la delicada situación de su ex, pero su deseo es claro.

| Mabel Redondo Chismógrafo

 

 

 

Mientras que Pipi Estrada vive una etapa dulce y serena, enamorado de Andreina, la venezolana con quien ya ha celebrado su segundo aniversario, la ex del comentarista, Miriam Sánchez, sigue inmersa en una situación difícil que le impide ver la luz al final del túnel.

Hace años que la actriz viene sufriendo una depresión que se ha ido acentuando con el tiempo, algo que ella misma ha reconocido en sus últimas intervenciones en los medios. Sus adicciones también reconocidas y la incontrolable ansiedad que padece la han llevado en ocasiones al abismo, como la bronca que tuvo hace unos días con el dueño de un bar de Conil. La trascendencia pública de estos episodios la han llevado a reconocer su problema, y asegura que está buscando centros en los que rehabilitarse, pero se derrumba completamente cuando dice sentirse "sola en el mundo".

Pipi Estrada tiende una mano para ayudar a Miriam Sánchez

ESdiario ha hablado con Pipi Estrada, el que fue su pareja durante siete años y una de las personas que mejor conocen a Miriam. Pipi quiere ser discreto sobre la delicada situación de su ex, pero su deseo es ayudarla a salir adelante: "Me da muchísima pena ver así a Miriam, ella no está sola, porque sabe que yo estoy ahí para tenderle la mano en lo que necesite. Me preocupo por ella y sabe que me importa. Deseo que salga de esta y ella puede hacerlo porque es muy inteligente".

El comentarista deportivo insiste en mantenerse prudente: "Tengo que medir mis palabras porque luego Miriam se enfada conmigo, es muy vulnerable, quiero que entienda que yo no actúo con maldad y menos con ella. Sigo sintiendo mucho cariño por Miriam, es mi familia, la madre de mi hija. No somos pareja y desapareció la pasión y el deseo, pero sobrevive el afecto y la humanidad".

Pipi Estrada no reconoce a Miriam Sánchez cuando la ve

Pipi y Miriam apenas hablan, su contacto es prácticamente nulo, han pasado los años y le cuesta reconocer a la mujer de la que se enamoró locamente: "Miriam necesita ayuda, cuando la veo no la reconozco, recuerdo los años que pasamos juntos y veo a una persona muy diferente. Ella es lista, rápida, graciosa, es inteligente, es buena persona y tiene muchas cualidades, por eso me produce aún más tristeza verla así".

Miriam Sánchez saboreó las mieres del éxito cuando ganó Supervivientes en 2008, comenzaron a lloverle programas, fue asesora del amor en Mujeres, Hombres y Viceversa (MyHyV) y colaboradora estrella de espacios de gran audiencia.

Su relación con Pipi Estrada iba viento en popa y juntos formaban un tandem "casi perfecto", se entendían, se compenetraban, también se peleaban porque los dos son "de armas tomar", pero lo más importante es que se querían. Fue una relación que se prolongó siete años y, posiblemente una de las etapas más dulces en la vida de Miriam Sánchez.

Pipi recuerda sus tiempos felices con su ex: "Había mucha complicidad entre nosotros, teníamos los problemas reales de una pareja y los solucionábamos porque nos queríamos. Vivíamos en un ambiente sano, fue una época llena de luces y fuimos felices. Para Miriam también fue una etapa de superación, dejó el cine porno y se dedicó de lleno a la televisión, se ganó la simpatía del público y demostró lo que valía".

La actriz era querida por la audiencia, caía bien y su carácter espontáneo y pizpireta la dotaban de un encanto atrayente como reclamo en los programas de televisión. Ganó dinero y durante un tiempo vivió muy bien; "Miriam siempre fue muy hormiguita, se administraba muy bien lo que ganaba", nos cuenta Pipi a ESdiario.

La pareja tuvo una hija, Miriam, que hoy tiene 14 años y vive con el periodista: "Mi hija habla con su madre, pero es muy discreta y prefiere no contarme detalles de sus conversaciones".

Pipi es consciente de lo complicado que es salir de una depresión como la que padece Miriam: "Las enfermedades mentales son muy delicadas, se necesita mucha fuerza y sé que lo puede conseguir".