21 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Fabinho, Thiago y Salah, celebrando un gol con el Liverpool.

Mientras Salah busca la venganza, el Real Madrid, la redención

El equipo de Zidane empieza mañana su semana fantástica con el partido de ida de los cuartos de la Champions League frente al Liverpool a solo unos días de enfrentarse con el Barcelona.

| Álvaro G. Deportes

El sorteo de los cuartos de final aprovechó para agregar morbo a la fase final de la competición con el duelo entre el Real Madrid y el Liverpool, un choque tan histórico como esperado por lo sucedido en la final de este mismo torneo en 2018, con el desafortunado protagonismo de Karius y la tan discutida lesión de Salah en un choque con Sergio Ramos.

Tres años desde aquel encuentro en el que estaban en el banquillo los mismos técnicos de ahora, aunque en una mejor situación, ya que Klopp comenzaba el imperio red y Zidane vivía una gloria inmaculada en el equipo español. Hoy, son similares por las horas bajas que viven sus respectivos clubes.

Para este duelo será vital considerar lo siguiente en el Real Madrid:


Extremos

La reciente adaptación y mejora de Vinicius por la banda ha dado oxígeno al Real Madrid, con el brasileño enfocado en el desborde y menos preocupado en la finalización, aunque sigue pendiente la tarea de poder filtrar pases efectivos para Benzema. 


Mediocampo

Casemiro, Modric y Kroos están en un momento fantástico y Zidane comienza a ser más valiente con las disposiciones tácticas, dando un compañero más al trío habitual con Valverde, blindando los laterales con Lucas y Mendy o con Isco de desahogo por delante. El movimiento en bloque de estos tres jugadores brinda al Madrid la posibilidad de cubrir espacios, romper líneas en pases profundos y dar mayor peligro a la velocidad de Vinicius o el regate de Benzema.


Variantes defensivas

Nadie entiende cómo lo hace, pero Zidane una vez más enchufó a la plantilla en el tramo final de la temporada y tiene en muy alto nivel a Nacho y Varane, este último con más solidez tras los últimos meses de dudas y errores. El francés puede jugar con línea de tres al fondo o una típica formación de cuatro jugadores sabiendo que en la banca queda uno disponible en buen momento.


Sergio Ramos

El capitán blanco sigue sin renovar pero regresó a buen nivel y además se está cuidando para este tramo decisivo de la campaña. No jugó los 90 contra el Atalanta, no viajó a Vigo y con la selección de España ha dosificado bastante. Su inclusión y puesta a punto era la clave en esta eliminatoria, pero precisamente el viaje con su país le generó una nueva lesión que le tendrá un mes de baja.


Zidane

No sería la primera vez que el francés sorprende con alguna idea o alineación en un partido importante o trascendental para el equipo, por lo que nada estará decidido del todo hasta el día de publicar la lista de convocados y el 11 inicial.

 

Velocidad

Tal vez el arma más potente que tenga Klopp para enfrentarse al Real Madrid sea la velocidad de su tren ofensivo, un tridente que corre muchísimo a pesar de Firmino, que puede no ser el más veloz pero sí que da fluidez al juego con su visión y movimientos, parecido a Benzema en el conjunto blanco.


Salah

El egipcio, además de velocidad, puede ofrecer goles, calidad y profundidad, pero lo más importante será la venganza. Su lesión en la final ante el Real Madrid le dejó una sensación desagradable y bien lo demostró cuando envió el mensaje de que ya ganaron la competición. Mucho ha pasado y en medio de los rumores de salida del club, sería una gran despedida.


Momento

El malestar que tiene Liverpool en la actualidad le sacó de la competición de Premier de forma prematura y que se cruce con el Real Madrid en Champions, no tiene grises. Servirá de sentencia definitiva a la temporada o puede ser un clic para despertar y dar un buen cierre incluso sin títulos, pero determinará mucho el cómo afronten el reto.


Adaptación

La baja de Van Dijk hizo que Klopp se viese obligado a inventar, recurrir y modificar muchas cosas en el equipo, comenzando por el hecho de adaptar a muchos jugadores a nuevas posiciones. Fabinho, que comenzó su carrera como lateral derecho, se convirtió en uno de los mejores mediocentros del mundo a pesar de su poca efectividad defensiva en el 1 contra 1, pero su rapidez y lectura le dieron ventaja que ahora usa como central.


Inseguridad del rival

Si el Liverpool cae en esta eliminatoria es ‘normal’, por el ADN del Madrid, porque viene mal o porque lo que sea, será comprensible. Pero si cae el equipo español, por más entendible que sea la presión será inmensa, lo que puede jugar en su contra de manera irreversible.


Ramos

Si para el Madrid es un plus emocional ganar en nombre de su capitán, para el Liverpool es un respiro saber que no estará en el partido, ya que será una baja importante de cara a los ataques de un tridente temible que puede aprovechar la duda que genera Varane desde finales de la campaña pasada.