| 13 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
España se conjura antes del inicio del partido
España se conjura antes del inicio del partido

España jugará la final olímpica de fútbol gracias a un gol de Marco Asensio

Un tanto del futbolista del Real Madrid en la prórroga resolvió un partido lento en el que a la selección española le faltó claridad y precisión. Brasil espera en la final del sábado

| Adrián A. García Deportes

España estará en la final de Tokyo 2020 del sábado. El combinado nacional se ha impuesto este martes a Japón por la mínima gracias a un tanto de Marco Asensio a cinco minutos para el final. El partido fue lento y con poco ritmo y solo un chispazo del futbolista del Real Madrid evitó que acabara en la tanda de penaltis.

La selección española salió con la novedad de Rafa Mir en la punta de ataque y, como es habitual, mandando en el juego. Mientras tanto, Japón esperaba replegada con las líneas juntas para salir con velocidad a la contra. Un cabezazo de Mikel Merino fue la única llegada reseñable en este tramo del encuentro.

Mediada la primera parte el choque se igualó. El combinado nipón dio un paso adelante y disputó la posesión del balón a los de Luis de la Fuente, con Doan como futbolista más inspirado. Las combinaciones del jugador del PSV con Take Kubo son la mayor arma que dispone la selección anfitriona en estos Juegos Olímpicos.

Los intentos de Japón se diluían antes de pisar el área y España tampoco tenía fluidez en campo contrario. Al paso por la media hora, Oyarzarbal remató alto un pase atrás de Óscar Gil y en el minuto 38 Rafa Mir tuvo la única ocasión clara, pero llegó forzado y su toque con la puntera lo atajó Tani.

La segunda mitad no mejoró a la primera. España jugaba en horizontal, esperando con paciencia –a veces demasiada- que apareciera un hueco en la muralla japonesa. Y los locales volvieron al plan inicial, cerrarse atrás y a esperar. La lentitud en el movimiento de balón de los españoles ayudaba a que el guion fuera el esperado para sus intereses. Hayashi tuvo en sus botas la primera ocasión, pero su disparo se marchó rozando el palo tras una dejada de Hatate.

En el minuto 55, la jugada polémica del partido. El árbitro señaló penalti de Yoshida sobre Mikel Merino, pero el VAR corrigió de manera acertada la decisión del peruano. El capitán japonés arriesgó lanzándose a bloquear el disparo del centrocampista de la Real Sociedad, pero llegó antes a la pelota y fue el español el que pateó su pierna.

En los instantes finales España pisó con más asiduidad el área nipona, pero con poca claridad, sin ideas y sin precisión, ya que ningún centro lateral puso en aprietos a la zaga rival. Hoy que tienes al delantero centro desde el inicio, no pones ningún centro en condiciones. Marca España. La más clara en este tramo del encuentro fue para Rafa Mir, pero más que por su disparo, muy escorado, porque tenía a Javi Puado solo en el punto de penalti para rematar a placer. No lo vio o no lo quiso ver y Tani cerró su camino en el primer palo.

El choque se iba a la prórroga. 30 minutos más de sufrimiento. Maeda dio el susto con un cabezazo que se fue lamiendo muy cerca de la portería de Unai Simón. Y al igual que contra Costa de Marfil, España remató en el tiempo extra. Oyarzabal encontró a Marco Asensio en el pico del área y el extremo la clavó con la zurda al palo largo. Delirio en el banquillo nacional. No hubo tiempo para más. La selección española jugará la final olímpica ante Brasil.