| 25 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Nico Williams celebra el gol de la victoria / FOTO: Athletic Club
Nico Williams celebra el gol de la victoria / FOTO: Athletic Club

El Athletic logra desde la esquina su pase a la final de la Supercopa

Los goles de Yeray y Nico Williams remontan el tanto inicial de Unai Simón en propia puerta. El Atlético de Madrid vuelve a perder un partido en el que llevaba la delantera en el marcador

| Adrián A. García Deportes

El Athletic de Bilbao jugará la final de la Supercopa de España frente al Real Madrid después de eliminar este jueves al Atlético de Madrid. El conjunto colchonero se puso por delante gracias a un gol en propia puerta de Unai Simón, pero los leones le dieron la vuelta al marcador con tantos de Yeray y Nico Williams.

El encuentro comenzó movido, de hecho, apenas habían transcurrido 10 segundos cuando Joao Félix ya había batido a Unai Simón, pero en posición de fuera de juego. El portugués fue el más incisivo de los colchoneros en los compases iniciales y en el minuto 2 dispuso de un disparo franco que mandó arriba. Correa fue el siguiente en intentarlo con un tiro al lateral de la red.

Pero la ocasión más clara la tuvo Iñaki Williams en un pase de Sancet por encima de la defensa, pero el lanzamiento le salió al lugar donde estaba Oblak. Tan movido comenzó el duelo que también hubo espacio para la polémica en ambas áreas. Primero, Lemar tropezó con Berenguer en el área vasca y después fue Sancet el que cayó tras un pisotón de Kondogbia. En ninguna de las dos ocasiones el árbitro señaló penalti.

Todo lo que ocurrió en la primera parte tuvo lugar en los primeros 10 minutos. A partir de ahí, el duelo se igualó, ninguno de los dos equipos fue capaz de imponer su ritmo y las disputas en el centro del campo fueron constantes.

Simeone movió el equipo en el descanso con la entrada de Lodi por Llorente, pasó a Carrasco a la derecha y a los 5 minutos de la reanudación, Rodrigo de Paul sustituyó a un tocado Kondogbia. El choque mantuvo el ritmo de la primera mitad, pero los rojiblancos dieron una sensación de mayor control.

Y en el minuto 61 la fortuna sonrió al Atlético de Madrid. Joao Félix cabeceó un córner en el segundo palo, el balón rebotó en el palo y golpeó en la espalda de Unai Simón para introducirse en la portería. Con el 1-0, los madrileños dieron un paso atrás que les costaría la semifinal.

El Athletic pudo encontrar el empate en la jugada posterior con un testarazo potentísimo de Iñigo Martínez en una falta lateral, pero el remate salió centrado para el blocaje de Oblak. Y lo que no pudo hacer el ‘4’ lo consiguió el ‘5’. En el 76, Yeray cabeceó un saque de esquina para igualar la semifinal y apenas cuatro minutos después y otra vez tras un córner, Nico Williams aprovechó un rechace para colocar la pelota lejos del alcance de Oblak.

 

En un abrir y cerrar de ojos, los bilbaínos dieron la vuelta al marcador ante un Atlético de Madrid que volvió a hundirse tras ponerse por delante y, como ha sucedido otras tantas veces esta temporada, no supo defender una ventaja. En el tiempo añadido, Giménez vio la roja directa por un 'planchazo' en la cabeza de Iñigo Martínez. El Athletic de Bilbao jugará la final del domingo contra el Real Madrid.