| 03 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

España se hunde mientras la orquesta del Gobierno sigue tocando

Todas las instituciones internacionales han encendido las peores alarmas sobre la economía española, pero Moncloa se limita a sonreír y a tomar más decisiones funestas.

| ESdiario Editorial

 

 

De nuevo una institución internacional se ha sumado a los funestos presagios sobre la economía española, rectificando una vez más las previsiones del Gobierno: Oxford Economics ha señalado que, al cierre del tercer trimestre de este año, el PIB español seguía perdiendo 80.000 millones de euros con respecto a 2019. 

El dato es muy relevante porque, en su mayoría, procede de un retroceso de casi 60.000 millones de euros en consumo, lo que demuestra la escasa confianza de los ciudadanos en la recuperación y en las medidas del Gobierno. Y porque coincide con un crecimiento espectacular en Europa, con casos tan brillantes como los de Irlanda o Italia.

 

Lo único que sube es el gasto público, en casi 14.000 millones de euros, lo que a su vez evidencia una situación inquietante: la economía remonta a costa de elevar el peso de la Administración, que a su vez se financia con impuestos.

Así, mientras la economía productiva de empresas y consumidores sigue en niveles muy bajos, el Gobierno espera alcanzar los 100.000 millones de recaudación del IRPF, en un contexto de subidas fiscales y de suministros que afecta a todos los indicadores de una economía saludable: el paro (que sigue en el 14.6%); la renta disponible y la calidad del trabajo.

Nadie, salvo el Gobierno, ve bien a la economía española, lastrada como nadie y con recetas que agravarán sus daños estructurales

Sustentar la economía en las subidas de impuestos y los fondos europeos, como hace el Gobierno, puede retrasar hasta 2023 la recuperación de los niveles previos a la pandemia; y además dejar una herencia funesta: lejos de reaccionar a esta situación mirando a la economía productiva; el Gobierno ha aprovechado para implementar una agenda intervencionista.

¿Salimos más fuertes?

Una reforma laboral restrictiva; un catálogo de subidas de impuestos sin precedentes y un peso abrumador del sector público. Todo ello explica que ni creando empleo se haga crecer la economía a ese ritmo: son puestos de menor calidad, con jornadas reducidas a la fuerza y salarios humildes; apenas maquillados por el oasis de la contratación pública desmedida en unas condiciones a veces onerosas.

Oxford Economics se suma al FMI, la OCDE, el Banco de España, la AIREF, Bruselas o el gabinete de estudios de BBVA y FUNCAS en la lista de instituciones que enmiendan la política económicas del Gobierno. Todo el mundo sabe cómo está en realidad España, empezando por los españoles, con una única excepción: el Gobierno del "Salimos más fuertes".