| 05 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Sánchez ultima otro infierno fiscal con los impuestos ya disparados

España es el país de la OCDE que más ha subido los impuestos y se sitúa como uno de los que más presión fiscal tiene en todo el mundo

| Miguel Centeno España

Los datos desvelados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) son desoladores para los españoles: nuestro país es el lugar donde más se han subido los impuestos. O por lo menos, el que más subida ha registrado de los 38 países que conforman la OCDE. 

España ha registrado en 2020 un aumento importante de la fiscalidad, sobre todo, por el derrumbe del Producto Interior Bruto (PIB) debido a la crisis sanitaria del coronavirus. En el informe anual de la organización sobre ingresos fiscales, la relación de España entre los impuestos recaudados y las contribuciones a la Seguridad Social con el tamaño de la economía se incrementó 1,9 puntos porcentuales.

 Es el mayor incremento de la OCDE, es decir, de las potencias económicas. Por detrás de nuestro país en incremento de impuestos está México, con un aumento anual de 1,6 puntos porcentuales. Por su parte, en tres las bajadas de impuestos más acusadas están Irlanda, con 1,7 puntos porcentuales menos y Chile, con 1,6 puntos menos.

En el informe se recoge que nuestro país está experimentando una subida de impuestos porque hemos registrado "la mayor caída del PIB nominal y una menor caída de los ingresos fiscales nominales”. Un aumento considerable de la presión fiscal que es aún más notorio si lo comparamos con los datos de principios de siglo.

Y es que desde el año 2000, los impuestos en España han aumentado en 3,6 puntos porcentuales, seis veces más que el aumento del 0,6% observado de media entre las economías de la OCDE. Unos datos demoledores que el Gobierno de Pedro Sánchez se resiste a asimilar para enfrentarse a ellos.

El Gobierno falsea los datos fiscales para hacer ver que no son elevados

Esta subida de impuestos generalizada en España sigue la misma tendencia alcista desde que Pedro Sánchez llegó a la Moncloa. Hasta por lo menos 2018, el Presidente del Gobierno se comprometió reiteradamente en público a no subir los impuestos a la "clase media trabajadora”- Algo que no cumplió. En el último año, ha aplicado o anunciado hasta tres "palos" fiscales que quiere rematar con el mayor “sablazo” que se recuerda en todas las capas sociales. 

El objetivo potencial, según reconocen fuentes próximas a Moncloa a ESdiario, es incrementar la recaudación hasta en 90.000 millones, una cifra que no obstante consideran muy difícil de alcanzar. Lo que sí le ha resultado sencillo al Gobierno es lanzar un argumentario que estrenó María Jesús Montero pero también van a proyectar insistentemente los otros dos ministros del área financiera: la de Economía, Nadia Calviño, y el de Seguridad Social, José Luis Escrivá. 

Sánchez, en el último año, ha anunciado hasta tres "palos" fiscales que quiere rematar con el mayor “sablazo” que se recuerda en todas las capas sociales

Se trata de instalar en la opinión pública el relato de que en España se pagan pocos impuestos, comparando el impacto de la recaudación fiscal en proporción al PIB con el del resto de Europa para concluir que aquí supone 7 y hasta 8 puntos menos. Con esa premisa, se intentará "armonizar" la presión fiscal, el eufemismo utilizado por la ministra de Hacienda para justificar el sablazo en ciernes, con la extensión de los impuestos de Patrimonio y de Sucesiones/Donaciones y el incremento del de Sociedades.

Una  "premisa" que resulta ser falsa: en España, como recoge el informe anual de la OCDE, se pagan más impuestos, lo que combinado con la peor recesión del continente perfila un paisaje terrible para el bolsillo. El “truco” es esconder el "esfuerzo fiscal" y sustituirlo por la llamada "presión fiscal" para comparar el 41% sobre el PIB que España recauda por impuestos con hasta el 50% que logran ingresar los países del entorno. 

Y es que si la cuenta se hace por el esfuerzo que cada contribuyente hace en relación a su renta, la conclusión es bien distinta, con datos oficiales del Ministerio de Hacienda, de Eurostats y del Instituto Juan de Mairana: solo cuatro países de Europa meten más la "mano en el bolsillo" que España. Se trata de Portugal, Grecia, Italia y Francia, y en los dos últimos las rentas son mayores y en consecuencia el impacto menor para el contribuyente.