| 03 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Los cuatro Reyes de España, juntos en el funeral de Isabel II
Los cuatro Reyes de España, juntos en el funeral de Isabel II

La foto de los cuatro Reyes que no debe escandalizar a nadie

El funeral por Isabel II ha provocado el reencuentro de los Eméritos y los actuales monarcas, una circunstancia que debería normalizarse ya por el bien de la estabilidad institucional.

| ESdiario Editorial

 

El funeral por Isabel II ha conseguido reunir en público a los cuatro Reyes de España en un momento histórico que no se producía desde enero de 2020, cuando los cuatro asistieron a otro funeral, el de la Infanta Doña Pilar. La imagen resultante ha sido carne de memes durante las últimas horas por la indisimulable incomodidad del Rey Felipe y de la Reina Letizia ante esta coincidencia y, en contraste, el semblante relajado del Rey Juan Carlos al lado de la Reina Sofía. Cierta presión mediática y política ha contribuido a extender la idea de que era inapropiado un reencuentro que, ni en el fondo ni en la forma, debe escandalizar a nadie.

Fue el protocolo de la Casa Real británica el que propició esa inesperada reunión, siguiendo un criterio tan simple como el de acomodar en un mismo lugar a los altos representantes de la Realeza europea, así como a los jefes de Estado. A ello hay que unir, en el caso del Don Juan Carlos, el parentesco familiar con la finada, lo que hacía aún más pertinente su presencia en el acontecimiento.

Por otra parte, la reducción de la Familia Real al actual soberano, la reina consorte y sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, además de los Reyes Juan Carlos y Sofía, fijada tras el proceso sucesorio de 2014, hacía todavía más natural la presencia de los cuatro monarcas juntos. Otra cosa es que haya interés en romper esa unidad necesaria dentro del núcleo de la Corona española.

Ver a los cuatro Reyes juntos, más allá de sus sentimientos personales, contribuye a restaurar, aunque sea mínimamente, la estabilidad institucional en España

Y ese interés ha sido alimentado principalmente desde las filas del actual Gobierno, unas veces abiertamente y otras, como en las vísperas del funeral de Isabel II, bajo cuerda, dentro de una campaña general de desprestigio de la monarquía. La intoxicación emprendida desde el mismo momento en que se supo que Don Juan Carlos había sido invitado a la ceremonia, aludiendo al proceso judicial que tiene abierto en Inglaterra con la denuncia de Corinna Larsen y enredando luego con la falta de "ejemplariedad" del Emérito, se mantuvo hasta el instante en que se pudo ver a los cuatro Reyes juntos en Westminster.

Porque no ha existido merma alguna ni para la Casa Real ni para la imagen del Estado español; más bien todo lo contrario. Ver a los cuatro Reyes juntos, más allá de sus sentimientos personales, contribuye a restaurar, aunque sea mínimamente, la estabilidad institucional en España.

Al fin y al cabo, conviene recordar por enésima vez que el Rey Juan Carlos no ha sido condenado por nada, se ha puesto al día con la Hacienda pública y padece un exilio absurdo y ultrajante. Sin ir más lejos, mucho más tiene de que avergonzarse la desestructurada familia real británica y sin embargo encarna como ninguna otra en el mundo el orgullo y la unidad de toda una nación.