| 28 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez, entre sus dos vicepresidentas, este jueves en Trujillo.
Sánchez, entre sus dos vicepresidentas, este jueves en Trujillo.

La guerra fría de Calviño y Díaz sigue: Moncloa veta la foto de su reencuentro

Los Servicios de Protocolo del Gobierno han alterado las normas y la tradición. Para ocultar en el arranque de la Cumbre España-Portugal el reencuentro entre las dos vicepresidentas.

| M.B España

No ha habido la foto del reencuentro entre Nadia Calviño y Yolanda Díaz. Porque Moncloa, directamente, la ha vetado.

Pedro Sánchez ha recibido este jueves en el Castillo de Trujillo, y con honores militares, al primer ministro de Portugal, Antonio Costa, para dar comienzo a la XXXII Cumbre Hispano-Portuguesa; una cita a la que el mandatario luso llega en la cuerda floja, tras ver tumbados sus presupuestos, y con el país al borde del adelanto electoral.  

A diferencia de otras ocasiones, las respectivas delegaciones de ministros, entre los que están las vicepresidentas primera y segunda, Nadia Calviño, y Yolanda Díaz  no han participado en el recibimiento oficial con honores militares.

El saludo a las delegaciones ha sido después en el interior del Palacio Duque de San Carlos -donde se desarrollan las reuniones-, y solo con cobertura oficial; es decir, sin presencia de los medios de comunicación.

Precisamente uno de los focos mediáticos de esta cumbre era la esperada imagen del reencuentro público de Calviño y Díaz tras su disputa por la reforma laboral, y su saludo con Sánchez, que los periodistas que cubren la cumbre ya no han podido ver en directo.

Ni ellas ni el resto de ministros españoles y portugueses han participado en el arranque oficial de la cumbre, como suele ocurrir en este tipo de encuentros, por ejemplo, la que se celebró hace un año en la localidad portuguesa de Guarda. En el recibimiento a Costa sí estaba en cambio el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Pero para esa ocasión Moncloa ha diseñado un protocolo diferente, según el cuál esa tradicional línea de saludo de los dos mandatarios a los integrantes de las dos delegaciones, y la foto de familia, se producirá ya después del recibimiento de Sánchez a Costa, en otro emplazamiento, a puerta cerrada, y con cobertura oficial. Moncloa distribuirá después las imágenes.

En total, Sánchez ha viajado a Trujillo arropado por nueve ministros. Además de las vicepresidentas Calviño y Díaz, la delegación española la completan la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera; el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares; el del Interior, Fernando Grande-Marlaska; la de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez; la de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; el de Agricultura, Luis Planas; y el de Cultura y Deporte, Miquel Iceta.