| 01 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Sánchez y el Rey, en la última recepción del 12 de octubre.
Sánchez y el Rey, en la última recepción del 12 de octubre.

Frankenstein, crecido, se sirve de Corinna para armar un nuevo acoso a Zarzuela

Podemos, ERC y Bildu vuelven a la carga para exigir su comisión de investigación al Emérito. Y se aprovechan para ello, fortalecidos tras la sedición, en el podscast de la polémica.

| M.B España

Frankenstein está crecido tras su triunfo con la sedición. Y ahora vuelve a la carga contra la Corona. Unidas Podemos y los aliados parlamentarios del Gobierno han registrado una nueva petición para que el Congreso investigue a Juan Carlos I, esta vez tomando como referencia el podcast publicado por Corinna Larsen en el que la examante del rey emérito relata, entre otras cosas, que le vio volver de viaje con "bolsas llenas de dinero en efectivo".

Este nuevo intento de que la Cámara abra pesquisas sobre los negocios del anterior jefe de estado lleva la firma de formaciones independentistas como ERC, Bildu, Junts, el PDeCAT y la CUP, así como otros socios de investidura como Más País, Compromís y el Bloque Nacionalista Galego.

A finales del pasado mes de septiembre tras la difusión del documental de HBO 'Salvar al Rey' estos partidos ya solicitaron la creación de una comisión de investigación y ahora vuelven a la carga añadiendo como motivo para que el Congreso se interese por este asunto el podcast de Corinna Larsen.

 

Según recogen en la exposición de motivos de la nueva iniciativa, en ese espacio la aristócrata alemana asegura: ""Lo veía volver de viajes, feliz como un niño de cinco años. Volvía con bolsas llenas de dinero en efectivo. Yo le decía ¡Dios mío!, ¿Qué es esto? y me respondía que se lo había dado algún amigo".

Además, los socios de Sánchez apuntan a otras declaraciones de Larsen -sin pruebas- en las que asegura que Juan Carlos I era conocedor de la campaña de acoso, difamación y persecución contra su persona y su familia que ella achaca a los servicios secretos españoles y a la propia Casa Real y que ha denunciado ante la Justicia británica.

Los firmantes de la iniciativa aluden también a otras noticias relativas a los distintos escándalos atribuidos al exjefe del Estado e insisten en que es "vital que se actúe con absoluta transparencia desde todas las instituciones, empezando por las Cortes Generales, que tienen entre sus obligaciones la de fiscalizar asuntos de intes general".

Por todo ello, plantean la creación de una comisión de investigación relativa a "la trama vinculada a las presuntas ilegalidades e irregularidades cometidas por miembros de altas Instituciones y las influencias políticas, diplomáticas y comerciales con terceros países, la implicación de estamentos del Estado para el control de la información de los escándalos relacionados con el rey emérito y la posible operación de legitimación de la perpetuación de privilegios e impunidad de altos cargos del Estado".