| 26 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Control de la Guardia Civil
Control de la Guardia Civil

La DGT va a por estos coches e impondrá multas de hasta 3.000 euros

Desde Tráfico ya están mandando cartas a los propietarios de ciertos vehículos que no cumplan con esta característica básica para circular por las carreteras

| ESdiario España

Con la llegada de 2022, la Dirección General de Tráfico (DGT) se ha propuesto acabar con una de las infracciones administrativas más comunes. No se trata de actos peligrosos que desarrollen los conductores en la carretera, sino de un papel fundamental que deben tener todos los vehículos y que en muchas ocasiones no cumplen.

Desde la DGT van a por los denominados “coches zombie”: un tipo de vehículo que ha sido dado de baja por su dueño pero que sigue circulando. Con ello, los conductores se citan tener que pagar impuestos o seguros, pero suponen un riesgo para el resto de coches e incluso peatones, ya que si estos vehículos tienen un accidente, nadie se responsabilizará. 

De hecho, es tan común este tipo de irregularidades, que la DGT ya ha empezado a mandar cartas de aviso a todos los conductores que han dado de baja su coche, advirtiendo de que si se localiza a ese vehículo circulando, podrían enfrentarse a sanciones administrativas que podría alcanzar los 3.000 euros. 

Según informes publicados por la aseguradora “Línea Directa”, se calcula que en España hay unos 2,6 millones de “coches zombie” en circulación. Algo que podría reducirse con estas nuevas sanciones. De hecho, también ha cambiado otro aspecto fundamental que afecta a este tipo de vehículos. 

Y es que, en 2021, cualquiera podía dar de baja un coche durante el tiempo que considerase oportuno. Sin embargo, a partir de este año, la DGT ha limitado las bajas de vehículos de forma temporal a un año como máximo. Si el conductor quisiese ampliar ese tiempo, podría hacerlo solicitando una prórroga de la baja, pero tendrá que estar pendiente de renovar estos plazos de forma anual. 

Por tanto, los conductores que tengan dado de baja un coche tienen que estar pendientes de estos plazos ya que, si se descuidan, podrían darse de alta nuevamente y, por lo tanto, se le podrían empezar a cobrar impuestos o incluso se le podría exigir el alta en un nuevo seguro.