23 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
El diputado de Bildu Jon Iñarritu en la grabación.

Vox se niega a participar en un vídeo contra la crispación junto a Bildu

El partido de Abascal denuncia que han intentado hacerle una envolvente para que pareciera que apoyaban la iniciativa de cinco diputados de Podemos, el PSOE, el PP, Ciudadanos y Bildu.

| A.I.M. España

Los deseos de paz que cinco diputados de distintas formaciones expresan en un vídeo titulado Por un 2021 libre de crispación no han tardado ni 24 horas en saltar por los aires. 

Vox ha respondido molesto a la iniciativa, en la que niega haber participado. Pese a que su promotor, el diputado de Podemos Roberto Uriarte, afirma que el partido de Santiago Abascal se ha sumado a través de su parlamentaria Inés Cañizares a un grupo de whatsapp para rebajar tensiones entre partidos en el hemiciclo. 

Todo comenzó cuando Uriarte colgó en Nochevieja un vídeo en Twitter reivindicando la convivencia y cooperación "entre personas que pensamos diferente". 

 

En la grabación aparecen, además del propio Uriarte, sus compañeros en el Congreso María Guijarro, del PSOE; Fernando Gutiérrez, del PP; Sara Giménez, de Cs; y Jon Iñarritu, de Bildu. 

"No hay nada más bonito que la convivencia y los acuerdos entre personas que pensamos diferente", señala Uriarte. "Si no podemos poner fin a nuestras diferencias, contribuyamos a que el mundo sea un lugar apto para ellas", añade Guijarro. "No hay una perspectiva única de la realidad. La perspectiva, si es real, exige la multiplicidad", sostiene Gutiérrez. "El mayor resultado de la educación es la tolerancia", apunta Giménez. "Hay demasiada actuación y demasiada teatralización. El tono bronco que se da en las intervenciones no es lo común", remata Iñarritu. 

Según el diputado de Podemos, en la grabación faltan Inés Cañizares, de Vox, y Joan Capdevila, de ERC, "por falta de tiempo".

Pero Vox tiene una versión muy distinta. La formación ha emitido un comunicado negando que tenga nada que ver con esa iniciativa de espíritu navideño. "Vox no ha participado en vídeo alguno y no porque, como falsamente se ha dicho, no llegara a tiempo, sino porque Vox no tiene intención alguna de aparecer en un 'vídeo para rebajar tensiones' con quienes insultan a diario a los millones de españoles que han confiado en Vox, a quien atacan, de forma reiterada, estos grupos que hoy presumen de convivencia", asegura.

Según el tercer partido del arco parlamentario, su diputada Cañizares se metió en ese grupo de whatsapp (ya no está en él) sin "intención alguna de rebajar tensiones fuera del hemiciclo, sino a la de conocer en qué consistía esa iniciativa del señor Uriarte. El papel de Vox ha sido de mero observador con todo el escepticismo que, tras este intento de manipulación, se ha visto confirmado", remacha.

Y concluyen los de Abascal que ellos nunca compartirán proyecto alguno "con este Gobierno del bulo ni con los herederos de ETA", en alusión a la presencia de un parlamentario de Bildu.