| 20 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Aitor Esteban ha reactivado su "línea caliente" con el PP tras limar las últimas asperezas de la moción de censura.
Aitor Esteban ha reactivado su "línea caliente" con el PP tras limar las últimas asperezas de la moción de censura.

El PNV percibe el cambio de ciclo en España y se acerca al PP de Casado

En Sabin Etxea se apuntan a la tesis de que la legislatura no acabará y se han propuesto recuperar una interlocución con los populares que lleva años herida por la moción de censura.

| Javier Ruiz de Vergara España

"¿Cuál es el plan de su Gobierno para los años 2021 y 2022?" Esta pregunta en la agenda del Congreso para la sesión de control de este miércoles va dirigida a Pedro Sánchez. Pero no la firma Pablo Casado ni Santiago Abascal.

Tampoco Inés Arrimadas. Ni siquiera el portavoz de ERC, Gabriel Rufián. La aclaración sobre las intenciones y la hoja de ruta del líder del PSOE la reclama su socio preferente, el PNV.

Desde el triunfo incontestable de Isabel Díaz Ayuso en las elecciones del 4-M, en Sabin Etxea han decidido tomar nota. Porque si un partido hay en el escenario político español experto en olfatear los cambios de ciclo, ése es el peneuvista.

Mientras, este mismo lunes, en una amplia entrevista en El Correo, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, presume de la interlocución fluida con el partido que preside Andoni Ortuzar. Y pone como ejemplo la plena sintonía entre ambas formaciones sobre el plan B para el fin del estado de alarma que exigen al Gobierno tanto Casado como Íñigo Urkullu.

Según explican a ESdiario fuentes del PNV, el canal de comunicación entre los dos antiguos socios -hasta la traición a Mariano Rajoy en el mismo debate de la moción de censura- tiene tres niveles.

En el País Vasco, hay una "relación cordial" entre el lendakari y el portavoz del PP, Carlos Iturgaiz, que han mantenido ya dos encuentros oficiales. Además, el propio presidente del Euskadi Buru Batzar (EBB), Andoni Ortuzar, ha conversado telefónicamente en varias ocasiones con Pablo Casado. Y el portavoz nacionalista en el Congreso, Aitor Esteban, ha hecho lo propio con García Egea y con su homóloga popular, Cuca Gamarra.

 

Este próximo miércoles, el PNV quiere poner en un brete a Sánchez y exige que aclare sus planes.

 

El PNV es consciente desde hace semanas de la creciente debilidad de Sánchez. Y sigue desconfiando de Podemos como el socio estable que garantice la finalización de la legislatura. "Es cuestión de tiempo que vuelvan a las andadas de Iglesias", afirma a este periódico un dirigente nacionalista.

Por eso, desde hace un mes, Ortuzar ha pisado el acelerador para conseguir que Sánchez cumpla todos sus acuerdos de la moción, entre ellos la recién cedida transferencia de las prisiones. Pero el PNV reclama -hace unos días el propio Ortuzar viajó a Madrid para verse en secreto con el jefe del Ejecutivo- que Moncloa cierre ya la decena de transferencias pendientes que se negocian en la Comisión Mixta entre ambos ejecutivos.

 

El malestar del lendakari Urkullu con Sánchez no ha dejado de crecer en las últimas semanas. Se siente "ninguneado" por el líder del PSOE. "Ni tan siquiera un acuse de recibo", se lamentan en Ajuria Enea al recordar que el presidente no ha respondido a la última carta del lendakari en la que le reclama que no diera aún por finiquitado el estado de alarma.

En Sabin Etxea llevan tres semanas estudiando con lupa todas las encuestas que se publican. Lógicamente, no hay intención de romper de momento con la mayoría Frankenstein. Pero sí de marcar distancias con Moncloa y abrirse a la geometría variable con el PP.

El principal obstáculo que separaba al PNV de los populares, Ciudadanos, ha comenzado a diluirse. Por eso, Ortuzar, Urkullu y Aitor Esteban han vuelto a reactivar su línea caliente con Génova 13.